Korruptos

Ya son 172 procesados, 31 arrepentidos y 7 presos los «coimeros» del cuaderno

Hoy se cumple un año de que se desató el escándalo. Julio De Vido, Roberto Baratta, Lázaro Báez, Cristóbal López, Fabián De Sousa y Oscar Thomas, son los únicos detenidos.

En la madrugada del primero de agosto de 2018 cuando, en un operativo simultáneo digno de una película, una veintena de poderosos empresarios fueron arrestados en sus casas. No hubo concesiones para las imágenes: a los principales responsables de grandes compañías se los vio salir confundidos y esposados. La orden de detención tenía la firma del juez Claudio Bonadio. Al mismo tiempo, varios ex funcionarios kirchneristas corrían la misma suerte. Fue la primera puerta que se abrió en lo que la Justicia describió como “la principal organización criminal” de las últimas décadas. La causa conocida como los cuadernos de las coimas explotó hace un año y los números a la fecha delinean el laberíntico camino que transitó el expediente donde Cristina Kirchner está acusada de ser jefa de esa asociación ilícita, y antes de fin de año sería elevada a juicio oral.

Todo comenzó con ocho cuadernos escritos a mano por Oscar Centeno, ex chofer del asesor y mano derecha de Julio De Vido, Roberto Baratta. Las puntillosas anotaciones de Centeno, quien durante doce años consignó minuto a minuto sus viajes para recolectar sobornos, se expandieron en la justicia hasta niveles impensados para los investigadores: la causa tiene 172 personas procesadas, de las cuales 71 ya fueron confirmadas por la Cámara Federal y están listas para el juicio oral. Del total de procesados se puede hacer otro desglose: hay 136 empresarios, 22 exfuncionarios y 14 testaferros. No es todo: entre aquellos 172 procesados hay 31 “arrepentidos”.

Pero pese a la cantidad de procesados, quedan pocos detenidos en la causa: solo 7. El único empresario preso es Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, que nunca se arrepintió y consiguió el beneficio de la domiciliaria. También siguen detenidos por este expediente Julio De Vido, Roberto Baratta, Lázaro Báez, Cristóbal López, Fabián De Sousa y Oscar Thomas (ex directivo de Yacyretá), aunque este último con domiciliaria.

Más números: se cautelaron más de 20.000 millones de pesos, se inhibieron más de medio centenar de cuentas bancarias y se secuestraron obras de arte carísimas. Aquel big bang que enmudeció a la Argentina hace un año también dio inicio a otras seis causas judiciales desprendidas del expediente principal.

La causa principal -que en el juzgado federal 11 a cargo de Bonadio estiman será elevada a juicio oral en plena campaña electoral- avanzó rápida y profundamente gracias a una herramienta clave: la ley del «imputado colaborador», más conocida como «ley del arrepentido». Este instituto legal aprobado por el Congreso en 2017 sólo había sido utilizado en dos causas por corrupción de repercusión mediática, la «ruta del dinero K» -con el testimonio de Leonardo Fariña- y el caso Ciccone, con la confesión del testaferro de Amado Boudou Alejandro Vanderbroele.

Fuente de la Información: Clarín

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com