Una verguenza

Y los presos?: En Salta se practicaron 3 mil abortos en un año

María Laura Postiglione, directora del Observatorio de Violencia contra la Mujer, brindo declaraciones a la prensa.

María Laura Postiglione, directora del Observatorio de Violencia contra la Mujer, habló sobre la marcha atrás en la actualización del protocolo de aborto no punible publicada ayer en el Boletín Oficial de la Nación, además del pedido de renuncia al secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

De acuerdo a lo que explicó Postiglione, “el protocolo viene a plantear algunas pautas interpretativas”. “Lo que se intenta es que se pueda aplicar lo que prevé el Código Penal en el artículo 86, inciso primero y segundo, que son las causales actualmente vigentes para acceder al aborto no punible, que obviamente en el Código no dice en qué tipo de clínica se va a hacer o si los médicos pueden objetar la conciencia o no. Todas esas otras cuestiones interpretativas que están vinculadas con la aplicación efectiva del aborto no punible se estipulan a través del protocolo”, señaló.

Y, al destacar que en la Argentina cada provincia cuenta con su propia normativa al respecto, agregó: “Lo que se intentaba es que todas las provincias tengamos una normativa unificada de modo que todas podamos tener el mismo acceso. Se dio marcha atrás, no salió esta norma lamentablemente”.

Por otra parte, recordó que, en el caso de Salta, la normativa fue modificada a mediados de 2.018, y resaltó: “Nosotros teníamos un protocolo que era muy restrictivo porque pedía requisitos exagerados como exigir la denuncia penal para acceder al aborto no punible o exigir la declaración jurada por medio del Ministerio Público. Esto tornaba muy difícil el acceso y judicializada una situación con una demora innecesaria. A partir del año pasado la provincia adhirió al protocolo nacional y se notó una mejoría en este tema”.

“En primer lugar, lo vemos reflejado en la cantidad de personas que pudieron acceder, y a este dato, de los abortos no punibles, hay que compararlo con la tasa de violaciones y el acceso al kit de profilaxis”, continuó la referenta del Observatorio para quien, además, “a raíz de todas estas normativas, los distintos equipos de salud se entrenan en detectar posibles situaciones de abuso”. Igualmente, subrayó: “No hay que ser demasiado especialista para entender que una niña de 10, 11, 12 años, embarazada, ya de por sí se trata de un abuso”.

Siguiendo esta línea, precisó que en un año se practicaron unos 3 mil abortos en Salta, por diversas causas, y advirtió también que “tenemos en Salta un alto índice de niñas muy pequeñas embarazadas”, por lo que hizo hincapié en la implementación de un protocolo para la detección de situaciones de abuso desde el sector docente.

Teniendo en cuenta el momento de transición en el gobierno nacional, Postiglione remarcó que es a la nueva gestión a quién le corresponderá ratificar el protocolo, respecto a lo cual se mostró esperanzada, aunque destacó la necesidad, paralelamente, de llevar adelante capacitaciones necesarias.

Fuente: Radio Nacional

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com