La nueva normalidad

Vuelven de a poco los parques Bicentenario y de la Familia

En la mañana de ayer, muchos visitantes eran deportistas.

Tal cual fue anunciado por las autoridades, ayer reabrieron los parques Bicentenario y de La Familia.

En una mañana fresca y de comienzo de semana, fue poco el movimiento que se pudo ver en el espacio verde, más allá de los deportistas que hacían sus recorridos.

Entre los visitantes de la primera mañana de reapertura, hubo un grupo grande de vecinos desde de las 8 para disfrutar del aire fresco y realizar actividad física de manera segura.

El Tribuno realizó un recorrido por el parque del Bicentenario, ubicado en zona norte y dialogó con Eleonora Gallardo, administradora de los parques urbanos del Ministerio de Turismo y Deportes.

«Estamos habilitados de lunes a sábados, desde las 8 hasta las 22. Los domingos, por el momento, permaneceremos cerrados», expresó la funcionaria.

Dijo también que «la gente ya sabe que debe respetar las normas de seguridad e higiene», y aclaró que por ahora solo están permitidos en el espacio verde los deportes individuales como correr, andar en bicicleta y caminar. «Para los deportes grupales, estamos dialogando con el COE sobre los permisos. Por ahora no se pueden utilizar las canchas de fútbol ni la de básquet. Lo mismo sucede con las clases que daban los profesores y que eran presencias. Por ahora están suspendidas y seguirán siendo de manera virtual», dijo la funcionaria, quien atendió a la prensa en el ingreso del parque de zona norte.

Para entrar al Bicentenario hay que pasar por una cabina sanitizante. Luego los profesores brindan una dosis de alcohol en gel y todas las recomendaciones y respuestas que el visitante requiera.

 

Tanto en el Parque del Bicentenario, como en el de la Familia, los visitantes deberán cumplir con la normas sanitarias obligatorias: usar tapaboca y respetar una distancia de dos metros con los demás.

Tampoco está permitido usar los juegos y las estaciones aeróbicas. Los niños deberán ingresar acompañados por un mayor. Se informó también que los vestuarios permanecerán cerrados.

«Los vecinos están muy contentos de que hayamos abierto porque es un espacio al que la gente, más allá de venir a pasear, viene a hacer muchos deportes. Desde muy temprano teníamos gente esperando para ingresar», dijo Gallardo.

Las autoridades pidieron también higienizarse las manos con alcohol, toser y estornudar en el pliegue del codo, no concurrir con tos, dolor de garganta, fatiga muscular, fiebre ni cualquier otro síntoma que pueda asociarse a la COVID-19. Las personas que se encuentran en grupos de riesgo deben evitar ir al parque.

Gallardo también dijo que las bicicletas que se encuentran dentro del predio no se podrán utilizar. «La gente que quiera andar en bici deberá hacerlo con una propia», acotó.

Además, se recordó a los visitantes que las mascotas deben ingresar y permanecer con correa, además de quedar bajo la supervisión y responsabilidad de sus dueños.

Ansiado

Fueron muchos los deportistas amateur que se acercaron al espacio verde en la jornada de ayer. A las 8 ingresó un grupo de personas que evidentemente comienza su jornada laboral pasada la media mañana. A las 9 no quedó casi nadie en el parque y las sendas quedaron casi vacías hasta pasado el medidora. Por la tarde llegaron los más jóvenes con sus rollers, skates y bicicletas.

Luego de la siesta, comenzaron a entrar aquellos que terminan de trabajar y salen en busca de deporte al aire libre.

Hasta la semana pasada se podía ver en los espacios verdes de las avenidas salteñas a gran cantidad de personas haciendo deportes. Sin embargo, se sabe que muchos empezarán a optar por el parque.

Mejorar el bienestar físico

La apertura de los parques urbanos de la ciudad de Salta llegó de la mano del pedido de la intendenta capitalina, Bettina Romero, quien realizó la solicitud formal a través de una nota dirigida al presidente del COE, Francisco Aguilar.

El principal argumento resaltaba la importancia de la medida para evitar aglomeraciones de personas en espacios no aptos para el esparcimiento y que ponen en riesgo la seguridad de los vecinos.

De acuerdo a lo expuesto en el pedido de la jefa comunal, “habilitar ambos parques permite ampliar las opciones de recreación y de actividades deportivas al aire libre, mejorando así el bienestar físico y mental de los salteños en estos tiempos de pandemia”, aseguró.

“Debemos adaptarnos a esta nueva normalidad y por eso es necesario que los gobiernos tomemos medidas para acompañar estos cambios. El impacto que provoca la pandemia en la salud mental de los ciudadanos es alto y requiere que aseguremos espacios de recreación para cuidarlos”, manifestó la intendenta Bettina Romero en su momento.