Internacional

Venezuela: Marchas antagónicas multitudinarias. Hay al menos un muerto

La víctima fue identificada como Carlos José Montero, de 19 años. Fue herido en San Bernardino, norte de Caracas, y llevado a quirófano, donde habría muerto.

Varios accesos a Caracas amanecieron hoy bloqueados y el metro de la capital cerró una veintena de sus estaciones en el centro de la ciudad, como parte del operativo previsto por las dos grandes manifestaciones que comenzaron este mediodía, una de la oposición y otra del chavismo. Los incidentes no tardaron en ocurrir, en medio de pedidos de la Iglesia y a la fiscalía general de garantizar el derecho a la protesta pacífica.

Los disturbios estallaron en sectores de la estratégica autopista Francisco Fajardo, en El Paraíso, Quinta Crespo, San Bernardino y San Martín, en el oeste de la ciudad, constaron periodistas de la agencia AFP.

Policía y militares venezolanos lanzaron gases lacrimógenos contra opositores que se manifestaban  en distintos puntos de Caracas. La represión intenta impedir que avancen hacia el centro de la capital; en una gigantesca marcha contra el gobierno de Nicolás Maduro. Todo ocurre en una Caracas sitiada por la fuerzas de seguridad. En medio de las refriegas, la oposición denunció que un joven de 19 años habría muerto de un tiro en la cabeza.

La víctima fue identificada como Carlos José Montero, quien ingresó a quirófano cerca del mediodía, hora local, con un tiro en la cabeza. Minutos más tarde la diputada Olivia Losano anunciaba la muerte del joven atacado en San Bernardino, norte de Caracas. Aún la información no pudo confirmarse oficialmente, hace algunas horas algunos medios de comunicación hablaban que el joven se encontraba en estado crítico.

En San Bernardino, noroeste de la capital, Montero resultó herido de bala en la cabeza, al ser alcanzado por disparos de un grupo de hombres en moto que también lanzaron bombas lacrimógenas contra una concentración opositora, narraron testigos a la agencia AFP.

En el Paraíso, agentes de la militarizada guardia nacional trataban de dispersar con gases a los manifestantes. “Cobardes”, gritaba un grupo de mujeres frente a la comandancia local de ese cuerpo de seguridad.

Un grupo de jóvenes rompía aceras en una calle de esa zona para armarse de los trozos de cemento, mientras que otros quemaban basura y en varias viviendas sonaban cacerolas.

En paralelo, los chavistas, a pie y en motos, también se juntan en los seis puntos de concentración para marchar hacia la avenida Bolívar, al cumplirse hoy el 207 aniversario del primer grito independentista venezolano, ocurrido el 19 de abril de 1810. Hoy es feriado en Venezuela.

En anteriores ocasiones, cada vez que las manifestaciones opositoras intentaron llegar a la sede de la Defensoría del Pueblo en ese municipio fueron dispersadas por las fuerzas de seguridad.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció anoche que decidió activar el llamado “Plan Zamora”, que le fue presentado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para mantener el orden interno ante las supuestas amenazas de un golpe de Estado que ha sido convocado “desde Washington” y que vincula a las protestas opositoras.

La controversia política en el país recrudeció después de que la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia decidió el cierre de la Asamblea Nacional -de mayoría opositora-, y se quedó con las funciones legislativas, aunque dos días después dio marcha atrás con esa medida.

Fotografía aérea de lo que la oposición llamó “La madre de todas las marchas”

En lo que prometió como “la madre de todas las marchas”, la sexta en abril, la oposición exige elecciones generales y respeto al Parlamento, único de los poderes públicos que controla. Las anteriores protestas dejaron cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

Hoy, varios miles de personas se encontraron en la plaza Altamira, en el este de Caracas y punto tradicional del sentimiento opositor venezolano; mientras que en varias partes del oeste y centro de Caracas se reunieron otros miles de partidarios del Gobierno para expresarle su apoyo a Nicolás Maduro.

La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) demandó hoy al gobierno de Maduro, y especialmente al Ministerio de Interior, respetar la “dignidad” de los ciudadanos que protestan en todo el país e hizo un llamado a rechazar cualquier manifestación de violencia en el marco de las movilizaciones.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com