Vandalismo

Una vez más, dos colectivos de Saeta fueron apedreados y destrozados

Choferes y pasajeros se siguen exponiendo al peligro constante en los barrios de la periferia salteña. Esta vez a la pesadilla la sufrieron dos conductoras de la línea 7.

Lamentablemente, se convirtió en un triste «clásico» salteño. Porque viene de hace tiempo esta tendencia de destrozar unidades de colectivos de SAETA, y lo que es peor, atentar contra la integridad de los choferes y de pasajeros, que en ciertos recorridos viven expuestos al peligro constante.

Fueron varios los casos que se registraron desde 2018 hasta aquí, y esto llevó en su momento a conductores del transporte público a reclamar a viva voz y a exigir condiciones de seguridad, como ser cabinas de acrílico de seguridad adentro de las unidades, como también presencia de efectivos en los colectivos.

En la mañana de este domingo, dos mujeres conductoras de los corredores 7 A y B vivieron una pesadilla mientras realizaban su recorrido habitual por barrio Castañares, sufriendo daños en sus respectivas unidades por parte de un sujeto que arrojó elementos contundentes, destrozando ventanillas y parte de la carrocería.

El hecho se produjo a pocas cuadras de la línea de punta en Castañares, donde se dio aviso a la consigna policial del lugar, que cumple la función preventiva en el marco del operativo SAETA que realiza la Policía diariamente.

Tras tomar conocimiento de episodio se puso en marcha un operativo para dar con el causante, que habría sido identificado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: DNI Salta