Pandemia vs hambre

Una protesta en Chile dejó un joven fallecido

Los incidentes se registraron en varias regiones contra el gobierno de Piñera.

Un muerto, un ómnibus totalmente quemado y barricadas es el balance que dejaron las protestas celebradas el viernes a la noche en distintas zonas de Santiago contra la gestión del Gobierno para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia.

Los desórdenes más graves tuvieron lugar en Melipilla, una comuna al sudoeste de Santiago, donde un joven haitiano de 21 años recibió varios disparos y murió horas más tarde en un hospital. Según el cuerpo policial de Carabineros, los disparos provinieron de los mismos manifestantes e iban dirigidos hacia los agentes, que llegaron al lugar con carros lanzaaguas y lanzagases.

“Mientras se mantenían algunos desórdenes en las proximidades de un supermercado y del peaje de acceso a Melipilla, uno de nuestros drones capta cuando una persona se encontraba lesionada y es atendida por civiles y posteriormente ingresada a un taxi”, explicó el general Enrique Monrás.

También hubo disturbios en Cerro Navia, al nordeste de la ciudad, donde fue incendiado un bus, mientras que en Villa Francia, en el centro, se registraron por segunda noche consecutiva violentos choques entre manifestantes y agentes, en los que se lanzaron bombas lacrimógenas y cócteles molotov.

En total, fueron detenidas nueve personas por participar en los incidentes y violar el toque de queda nocturno que rige en el país desde mediados de marzo. Chile, con 19 millones de habitantes, es el sexto país con más contagios del mundo, por delante de Italia, España y Reino Unidos, de acuerdo a la Universidad John Hopkins. Desde que se detectó el primer caso el 3 de marzo, ya se han registrado más de 289.000 infecciones y 9.000 muertos entre sospechosos y probables. La suspensión parcial de las actividades económicas provocó una caída del producto interior bruto (PIB) en abril y mayo del 14,1 % y el 15,3 %, respectivamente, y dejó sin ningún tipo de ingresos a miles de personas.

Hubo 141 muertos en 24 horas

El Ministerio de Salud de Chile reportó 3.758 nuevos contagios.

De acuerdo al reporte entregado por el organismo oficial, Chile registró ayer 3.758 nuevos contagios por la COVID-19, de los cuales 2.951 son casos con síntomas, 371 asintomáticos y 436 sin notificar. A la fecha se registra un total acumulado de 291.847 de contagios desde el comienzo de la emergencia sanitaria. De ellos, 28.210 son casos activos capaces de transmitir el virus, mientras que 257.445 se han recuperado. El reporte da cuenta de 141 decesos por COVID-19 con PCR positivo inscriptos en el Registro Civil, lo que sube el total nacional a 6.192 fallecidos. En tanto, las personas hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos son 2.077, de las cuales 1.731 están conectados a ventilación mecánica y 404 se encuentran en estado crítico.

 

Fuente: El Tribuno