Semana Santa

Una increíble y emocionante puesta en escena del Viacrucis en Quijano

Los jóvenes de la parroquia Santiago Apóstol realizan esta puesta en escena en la falda de los cerros de Quijano, muy emocionante hace más de10 años.

El Viacrucis del Grupo Palestra tiene una impronta diferente. Desde su marco geográfico hasta cada paso de la representación bíblica de las últimas horas de Cristo resucitado. Son veinte años de puesta en escena de un grupo de jóvenes de la parroquia Santiago Apóstol que involucran a numerosos vecinos de todas las edades y barrios de Campo Quijano.

Las presentaciones serán el viernes 19 de abril desde las 21 y el domingo 21 a las 17.

Este año, además de pedir elementos de limpieza como entrada, se solicitará la colaboración para los arreglos imperiosos del salón de la parroquia quijaneña.

El espacio del picadero de los gauchos en las faldas de los cerros de la vieja usina hidroeléctrica será el escenario natural, a pocas cuadras de la parroquia y la zona céntrica. Allí el trabajo de un enorme equipo distribuidos en áreas específicas tendrán a cargo la representación viviente de Jesús.

Gran despliegue

Son cien personajes los protagonistas principales de los pasajes bíblicos de la pasión y muerte. Cada escena surge del verde natural de este entorno. La iluminación le da un toque especial al embalaje escénico.

“Venimos ensayando hace más de un mes para estas representaciones. Son muchas horas de dedicación. Por primera vez la escena del día domingo será en la tarde. La idea es que se acerque la gente que llega a Campo Quijano. Somos parte de las actividades turísticas en Semana Santa en la provincia. Con este Viacrucis, como otras representaciones que tenemos a lo largo del año, motivamos a los jóvenes en estos tiempos”, destacó desde la organización Noemí Sánchez, coordinadora de prensa del evento.

El grupo Palestra, a cargo del Viacrucis viviente, trabaja conformando distintas áreas de trabajo, tales como vestuario de los personajes, utilería, iluminación, logística, comunicación, escena y ensayo, y la de baile. Esta última prepara una puesta musical de las Bodas de Caná.

“Es un trabajo a manos llenas el Viacrucis viviente, a pesar de la situación económica la vestimenta está renovada, la utilería pareciera de las grandes puestas teatrales conocidas, los detalles son importantes en estas representaciones. Desde el sepulcro hasta la iluminación especial que debe tener cada paso de la representación de Jesús”.

A pesar de las diferencias geográficas entre Medio Oriente y la verde naturaleza de Campo Quijano, la originalidad de las escenas llama la atención. Observar un Cristo crucificado desde la distancia en medio de los árboles, y también la Boda de Caná “como el primer milagro de Jesús” en medio de todo este marco natural.

Este grupo de jóvenes lleva veinte años realizando estas personificaciones en Semana Santa. También son autores del pesebre coya a fin de año. Todo esto se comienza a preparar un mes y medio antes de la fecha programada.

Fuente: El Tribuno

 

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com