Policiales

Una guardiacárcel y su expareja fueron imputados por agredir a golpes a sus hijos

Al investigar el caso, la fiscal penal Ana Inés Salinas pudo establecer que los menores habían sido sometidos a duros castigos. Uno contó que recibió un golpe en la panza que lo dejó sin aire, mientras que otro resultó con lesiones en los glúteos debido a los castigos propinados con un cinto.

 

 

Una reciente denuncia radicada por el padre de los dos menores en contra su ex mujer y madre de los niños, originó una investigación penal en la que no sólo se comprobó que uno de los menor había sido agredido por su progenitora, sino también que el otro niño también había sido lesionado por castigos propinados por el denunciante.

 

respecto, desde la Fiscalía se informó que la denuncia fue radicada en la comisaría de barrio Solidaridad por José Francisco Romero Soraide, quien se refirió a un hecho pasado, relatado por uno de sus hijos de 11 años, quien le comentó que su madre, Lorena Mamani, quien es personal de Servicio Penitenciario de la Provincia, le había dado un fuerte golpe en el estómago que lo dejó sin poder respirar por unos segundos.

 

Agregó que el castigo se debió a que no había hecho las tareas. Asimismo, señaló que su ex mujer habría golpeado al mismo pequeño en otras ocasiones debido a sus bajas calificaciones,como así también recordó que Mamani tenía una orden de prohibición de ejercer actos de violencia física y psicológica en perjuicio de sus menores dispuesta en el año 2015.

 

Iniciada la investigación penal, la fiscal pudo establecer que efectivamente se había dispuesto una orden de prohibición de ejercer violencia física y psíquica en contra de Mamani y a favor de su hijo de 11 años. Esto no fue todo, pues se pudo establecer también que Romero Soraide también registraba en su contra una denuncia por lesiones en perjuicio del menor de sus hijos.

 

En la misma, su ex mujer relató que el padre de sus hijos estaba a cargo de los menores durante los fines de semanas, por lo que al recibirlos, el más chico de 5 años, le comentó que Romero Soraide le había mordido en la zona del pecho y que también le pegaba.

 

Asimismo se verificó que a partir de ello también se dispuso una orden de prohibición de ejercer violencia física en contra del padre y a favor del menor de sus hijos. Para poder establecer lo que sucedía realmente, la fiscal solicitó que ambos niños sean sometidos a una declaración en Cámara Gesell.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com