Sin palabras

Una fábrica de aviones cerró porque el gobierno nacional no los deja trabajar

“Es lamentable señor Presidente pero estamos cerrando la fábrica, estamos fuera del AMBA, pero ANAC nos la hace imposible”, escribieron desde Petrel en Twitter.

En enero, cuando todavía el coronavirus no había tendido su sombra sobre todas nuestras actividades, la fábrica Proyecto Petrel, que produce aeronaves livianas, tenía como proyecto exportar a Colombia. Sin embargo, por la cuarentena se vieron obligados a dejar de producir y hoy su situación es crítica. Si bien apuntan contra la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) por la imposibilidad de trabajar, le enviaron a través de Twitter un mensaje presidente Alberto Fernández para contarle que están a un paso de cerrar sus puertas.

“Hola Alberto Fernández, somos la Pyme Petrel, íbamos a exportar 8 aviones a Colombia y lograr un récord. Ahora no pasamos 6 meses del 2020 y ya cerramos la fábrica, otro récord. ANAC nos fundió. Nosotros perecemos este 25 de Mayo, pero la Patria, jamás perecerá. ¡Viva Argentina!”, fue el texto que los trabajadores enviaron.

“Es lamentable señor Presidente pero estamos cerrando la fábrica, estamos fuera del AMBA, pero ANAC nos la hace imposible. Íbamos a exportar aviones después de 30 años y ahora nos vamos a la quiebra con la orden de afuera firme. ¡Ni 5 meses duramos en el 2020!”, agregaron.

“Teníamos pedidos 4 aviones más de otros 2 países. Eramos la única fábrica de instrucción de aviones de Latinoamérica. Pero no sobrevivimos, no porque no tengamos trabajo, ya que tenemos qué exportar, sino porque el Estado argentino nos funde al no dejarnos laburar, ¡la-burar!”, completaron en el hilo de mensajes de la red social.

Carlos Antonietti, dueño de la fábrica, explicó a TN: “Cerramos el 16 de marzo porque veíamos complicada la situación con el COVID-19 y luego salió el decreto que oficializó el aislamientos obligatorio. En abril pedimos que nos habiliten porque la fábrica tiene 10.000 metros cuadrados, iban a estar 6 personas en dos turnos, con una muy poca posibilidad de que tengan un contacto estrecho, pero no nos respondieron”.

“El 9 de mayo nos dirigimos al Presidente, tuvimos una respuesta favorable junto a los aeroclubes, escuelas de vuelo y talleres de reparación aeronáuticos y a los pocos días la ANAC autorizó a que ellos puedan volar y retomar actividades, pero nosotros no. Insistimos y mandamos un mail al ANAC para que nos incluyan en la excepción pero no tuvimos ninguna respuesta. ¿Qué otra opción nos queda más que cerrar? Nos seguimos endeudando”, precisó.