Policiales

Una banda de narcotraficantes muy conocida en Salta es llevada a juicio

María Isabel Espinosa y otras 11 personas serán llevadas a juicio por su actividad organizada de venta de estupefacientes en la zona Sudeste de la ciudad. Se trató de una larga investigación que llevó adelante la Fiscalía inicialmente con personal del Grupo de Drogas del Sector 4 y luego con efectivos de la Policía Federal.

La Fiscalía Penal 4, a cargo de Santiago López Soto, requirió juicio para María Isabel Espinosa, Alfredo Omar Flores, Juan Ramón Hinojosa, Nancy Leonor Chaparro, Pablo Alejandro Ardiles, Mario Daniel Ríos, Marta Nilda Flores, Javier Fernando Rafael Garnica, Cintia Noemi Milagro Guaymas, Juan Carlos Condorí por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación de más de tres personas en forma organizada. A Carlos Alberto Burgos por tenencia simple de estupefacientes y Elena del Carmen Ferril por los delitos de venta de sustancias medicinales que requieren receta sin autorización y tenencia de estupefacietnes con fines de comercialización agravada por la participación de más de tres personas en forma organizada.

Asimismo, realizó el petitorio para que se resuelva el sobreseimiento y cese del cumplimiento de medida sustitutiva para Belén Góngora, Nahir Georgina Cáceres, Miguel Eliseo Góngora, Miguel Matías Góngora, Silvia del Valle Vedia, Luis Alejandro Cruz, Mauricio Orlando Flores, Claudia Alejandra Maras, María Luisa Sosa y Franco Ezequiel López, quienes estaban imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación de más de tres personas en forma organizada ya que de las tareas investigativas llevadas a cabo por la Fiscalía juntamente con Policía Federal Argentina, no han surgido elementos de convicción suficientes que permitan acreditar su efectiva participación de los antes mencionados en los hechos investigados que tengan estrecha relación a actividades relacionadas a la comercialización de estupefacientes agravada por la participación de tres o mas personas en forma organizada, como tampoco se logró comprobar vinculación alguna con los demás imputados en las presentes actuaciones, ya sea mediante contactos telefónicos mantenidos entre las líneas que fueran intervenidas como tampoco de tareas investigativas en orden a comprobar tales extremos.

Con tareas de inteligencia y con escuchas telefónicas, se logró acreditar que los imputados formaban parte de una agrupación de individuos dedicada a la comercialización de estupefacientes, distribuyéndose éstos roles y funciones definidas, y coordinando los medios necesarios a tales fines.

Resulta dable destacar que no todos los imputados se relacionan de manera directa entre sí, sino más bien se logró primeramente acreditar la relación de parentesco directo entre María Isabel Espinosa “Chavela” y Alfredo Omar Flores “Fredy” (madre e hijo), pertenecientes a una familia conocida en el ambiente de la venta de estupefacientes. La vinculación con el resto de los integrantes de la banda son comerciales y de amistad. En todos los casos se realizaron allanamientos con resultados positivos y que aportaron elementos para la causa que los llevará a juicio.