Por la Recta del Tin Tin

Un supuesto Ovni acompañó a una familia

El extraño objeto fue retratado por el joven salteño, con su smartphone. Los miles de avistajes que se suceden en Cachi y cerca de allí, tendrían para el estudioso Antonio Zuleta una sola explicación: “No estamos solos en el universo”.

Alejandro Espinoza, mecánico de Vº Soledad, viajó el viernes a los Valles Calchaquíes para disfrutar el fin de semana largo con su mujer Verónica y sus hijos Juan y Axel.
Hicieron base en el complejo de Cachi, donde armaron una carpa, y se impregnaron de toda su cultura y de los corsos andinos, uno de los más atractivos de la provincia.

Al regresar el lunes cerca del mediodía, dieron rienda suelta a sus ansias de retratar los imponentes paisajes montañosos, que por esas horas hacían gala de sus picos nevados.

“Mirá que lindo. Nos saquemos unas fotos aquí”, le dijo Alejandro a los chicos y a su señora, estacionando en la banquina, pasando Payogasta, antes de llegar a la Recta del Tin Tin. Eran las 13.30. “El clima estaba hermoso, el cielo celeste y las montañas blancas, por el hielo. Nos sacamos fotos y retratamos todo el paisaje. Era un sueño. Pero al seleccionar las instantáneas vimos en secuencia como un objeto, pienso yo que un Ovni, pasaba por la pantalla de mi smartphone. No pude más de la emoción y quería dar a conocer la experiencia”, contó el fierrero de zona sureste.

“Siempre creí que hay algo más. Que no estamos solos en el universo”, exclamó Alejandro.

Como muchos turistas, durante su estadía en Cachi, la familia Espinoza visitó el omnipuerto “regenteado” por Antonio Zuleta, un estudioso de cuestiones extraterrestres y “cazador” de ovnis. “Pero no vimos nada. Sin embargo, la experiencia fue maravillosa. No nos imaginamos que al volver nos esperaría una sorpresa”, recordó Verónica.

«No estamos solos»

Zuleta, en reiteradas oportunidades manifestó que no tiene ninguna duda que muchos de los objetos capturados por su lente y por las máquinas de algunos turistas son “naves extraterrestres”, y afirma que Cachi se encuentra próximo a otro mundo por lo que son muy frecuentes contactos de este tipo. Asegura, además, que cuenta con miles de filmaciones que prueban que no estamos solos en el universo y que quienes nos visitan no son seres hostiles.

Los miles de avistajes de supuestos ovnis en Cachi, tendrían para Zuleta una sola explicación: hay una base de naves extraterrestres.

Fuente: ElTribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com