Un estudio ayuda a explicar el deterioro de la cognición después de la menopausia

Hallan que la baja de estrógenos incide indirectamente en la memoria y la fluidez verbal.

Las mujeres a menudo se quejan de ser más olvidadizas entre la premenopausia y la posmenopausia, y el fenómeno parece independiente de la edad. Un estudio ha buscado identificar si la función mitocondrial podría ser un determinante de la cognición durante la posmenopausia temprana, y sus resultados se presentaron en la Reunión Anual Virtual 2020 de la Sociedad Norteamericana de Menopausia, informa Europa Press

No es la primera vez que los investigadores que se plantea la posibilidad de que las mitocondrias (partes de las células responsables de crear más del 90% de la energía que necesita el cuerpo para mantener la vida y la función de los órganos) juegue un papel en la memoria durante esa época de la vida de las mujeres. Estudios anteriores -a menor escala- analizaron biomarcadores mitocondriales singulares para establecer un posible vínculo con la función cognitiva; se basaron en la idea de que una disminución de los estrógenos altera la eficiencia de la producción de energía durante la transición de la menopausia, y que la producción de energía ineficiente puede estar relacionada con la disminución de la cognición.

En el estudio que acaba de ser presentado los investigadores examinaron la asociación entre una gama más amplia de biomarcadores mitocondriales y el rendimiento de pruebas cognitivas en una muestra más grande de mujeres posmenopáusicas, teniendo en cuenta otros factores que pueden influir en la cognición, como la edad, la educación, la raza y el índice de masa corporal.

La investigación

Con una muestra de 110 participantes, los investigadores concluyeron que, en mujeres posmenopáusicas, los marcadores de la función mitocondrial se asociaron con el desempeño cognitivo en medidas de aprendizaje y memoria verbales; estrategias organizativas que apoyan el aprendizaje y la memoria verbal y la fluidez verbal, y la capacidad espacial.

“A través de esta investigación, confirmamos que las mujeres con una producción de energía más eficiente tenían mejor rendimiento cognitivo en una variedad de índices cognitivos, incluido el aprendizaje verbal”, apunta Rachel Schroeder, de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, y autora principal del estudio.

Compensación

Pero no fue lo único que hallaron. “También encontramos indicios de que se producen cambios bioenergéticos compensatorios, que podrían llevar una producción de energía menos eficiente pero ser importantes para mantener la cognición a medida que las mujeres envejecen -agregó Schroeder-. Estos hallazgos, en su conjunto, subrayan la importancia de los procesos bioenergéticos para la salud cognitiva de las mujeres durante la posmenopausia”.

“Aunque se requieren investigaciones adicionales, el estudio proporciona información valiosa sobre el posible papel de los cambios en la función mitocondrial en la reducción del rendimiento cognitivo durante la transición a la menopausia -añadió Stephanie Faubion, directora médica de la Sociedad Norteamericana de Menopausia-. Se necesitan más estudios para determinar si estos cambios en la mediana edad predicen el deterioro cognitivo”.

FuenteE: LaGaceta