Policiales

Un caso medio raro

La abogada de Pablo Moreno asegura que el hombre, detenido el año pasado por haber agredido a policías durante una protesta en Morillo, fue asesinado. Vinculó a Atta Gerala con el hecho. Denuncia amenazas.

Sarah Esper, abogada de Pablo Moreno, el hombre detenido por agredir a policías durante una protesta realizada el año pasado en Morillo, dijo este lunes que su defendido fue asesinado.

Moreno falleció el fin de semana. La versión oficial asegura que sufrió una descompensación en la Comisaría y murió camino al hospital de Tartagal. Estaba detenido desde el 29 de septiembre pasado, cuando en una protesta por falta de trabajo, agredió a oficiales de Infantería.

TzGfUcR

En FM Alba, Esper aseguró que a Moreno “lo mataron”. “Quieren hacerlo pasar por enfermo. Él había sido visitado por un personaje de Morillo. Pablo fue amenazado por un señor de apellido Giménez que se dijo enviado por (el intendente, Atta) Gerala”, relató.

La abogada aseguró que la autopsia revela que Moreno recibió puntazos en la espalda y en las nalgas. “El de la espalda podría corresponder a una punción lumbar y habría que ver qué explican en cuanto al por qué. Quedan muchos detalles. El más llamativo es que la Comisaría no registra la visita de Pablo al hospital. Llegaron a decirme que tenía sífilis. No sería la primera vez que el Hospital te dice cualquier cosa y deja morir a la gente, pero en este caso no lo creo, las cosas no fueron así”, declaró la abogada.

Esper agregó: “Desde la comisaría me dijeron que era epiléptico, como si yo lo conociera de la causa y lo conozco hace diez años, Pablo nunca fue epiléptico”.

Fuente: Fm Profesional