Un ataque deja cuatro heridos en París cerca de la ex sede de la revista Charlie Hebdo

Dos personas fueron internadas en grave estado tras ser acuchillados. El atentado se produjo en las inmediaciones de donde se encontraba la redacción de la revista satírica que fue víctima de una taque terrorista islámico en el 2015. La Policía detuvo a uno de los agresores.

Cuatro personas resultaron heridas por arma blanca, dos de ellas de gravedad, justo delante de la antigua sede parisina del semanario satírico Charlie Hebdo, informaron medios locales.

Los dos presuntos autores del ataque se dieron a la fuga, aunque uno habría sido detenido, y el otro está siendo buscados por las autoridades, afirmó la cadena informativa BFM-TV.

La policía está investigando las circunstancia de ese ataque, que tuvo lugar en el bulevar Richard Lenoir, en el distrito 11 de la capital, y donde se han cerrado las escuelas, guarderías y residencias de ancianos de la zona.

El primer ministro francés, Jean Castex, suspendió un discurso que debía pronunciar para acudir al centro de crisis del Ministerio del Interior a fin de conocer los detalles del ataque.

Charlie Hebdo fue objeto de un atentado islamista el 7 de enero de 2015, en el que fueron asesinadas 12 personas, después de que el semanario publicara caricaturas de Mahoma.

El proceso contra los presuntos cómplices de ese ataque y de otros atentados islamistas que tuvieron lugar en París se está desarrollando desde comienzos de este mes en la capital francesa. Según el diario francés Le Monde, el sospechoso ha sido detenido en la plaza de la Bastilla de París.

Una amenaza constante

Coincidiendo con el inicio del juicio, la revista satírica volvió a publicar las caricaturas de Mahoma que causaron el ataque fatídico de hace cinco años, donde perdieron la vida grandes redactores y dibujantes de la publicación. Desde entonces, las amenazas se han repetido. Como se supo hace unos días, la directora de recursos humanos del medio tuvo que abandonar su casa, tras convertirse en víctima de mensajes violentos.

Fuente: ElTribuno