Un desastre

Tras el papelón policial hay cuatro detenidos por el crimen de la docente Rosa Sulca

Intervienen tres fiscales. Uno investiga el homicidio. Dos indagan por qué la Policía, que había recibido el pedido de ayuda de la víctima, no insistió en entrar a su casa.

En un día frenético, el Ministerio Público Fiscal de Salta dispuso las detenciones de cuatro personas en torno al crimen de la maestra Rosa del Milagro Sulca, cometido el martes último a la madrugada.

A la causa por el homicidio se le sumó otra, para investigar a la Policía. Para completar la jornada, por la noche hubo una manifestación de vecinos en Villa Mitre, en zona este de la ciudad de Salta, donde residía la víctima, y docentes convocaron a un día de luto hoy, con suspensión de actividades durante una hora y acciones en las redes sociales.

La novedad del homicidio de Rosa Sulca, asesinada de 17 puñaladas pasadas las 2.37 del martes 28, se conoció recién en el atardecer de ese día, cuando la Policía fue por segunda vez a su casa, en la calle Amalia Aybar al 1400 de Villa Mitre. Una vecina amiga de la víctima había llamando al Sistema de Emergencias 911 porque no la había visto durante todo el día y había notado que las luces de su vivienda estaban encendidas.

Se supo entonces que a las 2.37 la víctima había llamado al 911 avisando que la estaban matando. Su pedido fue interrumpido por otra voz femenina que desestimó el auxilio asegurando que la que había hablado antes era su tía, que no estaba bien de la cabeza. Dos policías de la Comisaría 4º fueron hasta el domicilio de la docente y, según el informe de la fuerza, golpearon la puerta, tocaron el timbre, golpearon las manos e intentaron comunicarse con su teléfono, pero como no lograron que los atendiera, decidieron retirarse. No se explica por qué no buscaron alternativas para confirmar que la persona que había llamado se encontraba bien. Más todavía si, como indicó una fuente judicial a Salta/12, en la grabación de la llamada se escuchan los ruidos del ataque mientras la mujer dice que la están matando.

Esto fue confirmado por el fiscal penal Gustavo Torres Rubelt, que interviene en la investigación del homicidio porque se encontraba de turno en la feria extraordinaria dispuesta por la cuarentena para evitar la propagación del Covid-19.

Por estas circunstancias, el procurador general de la provincia, Abel Cornejo, resolvió ayer mismo la constitución de una Unidad Fiscal de Colaboración, integrada por los ofiscales Pablo Rivero y Verónica Simesen de Bielke, para investigar la actuación de la Policía.

Por la tarde de la víspera comenzaron a producirse novedades en ambas causas. Primero, el fiscal Torres Rubelt informó de la detención de una adolescente de 17 años y de un joven de 19, sospechados de ser los autores del asesinato de la docente. Se informó que ambos serán sometidos hoy a la audiencia formal de imputación. Se adelantó que serán acusados por el delito de «homicidio criminis causa, con alevosía», con lo que se interpreta que para el fiscal, los jóvenes entraron a la casa de Sulca, que vivía sola, para robarle.

Por la noche el Ministerio Público Fiscal informó de la detención de dos policías en la otra causa, referida al proceder de la fuerza de seguridad ante el pedido de ayuda de la víctima. No se brindaron más detalles de estas detenciones.

Día de luto
Rosa Vilca tenía 48 años, era una muy apreciada en su vecindario y en el ámbito educativo. Anoche hubo reacciones en esos dos espacios, con críticas para el accionar policial y el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro.

Por un lado, alrededor de las 22 un grupo de vecinos rompió espontáneamente el aislamiento social, preventivo y obligatorio para manifestarse frente a la Comisaría 4º, donde reclamaron que el jefe de esa dependencia «salga a dar la cara». A pesar de que lograron reunirse varios, los manifestantes trataron de mantener las distancias recomendadas y salieron con barbijos, y ollas, que usaron para golpear al grito de «justicia».

En un diálogo público con el comisario mayor Burgos, el presidente del Centro Vecinal de Villa Mitre, Sebastián Campos, calificó de «una vergüenza» la actuación policial ante al llamado de la víctima. Asimismo, aseguró que en el barrio hay muchos hechos delictivos contra la propiedad.

Por la noche también la agrupación Alternativa Docente convocó para hoy a «un día de luto para la docencia salteña». «Junto a Docentes Autoconvocados de Salta llamamos a manifestar nuestro repudio, suspendiendo las actividades de este jueves 30 de 10 a 11 horas, colocando en nuestras redes un moño negro», convocó.

«Una vez más vemos el accionar de las fuerzas policiales, su falta de capacidad para atender un pedido de auxilio y, sobre todo, la falta en perspectiva de género para abordar las denuncias», afirmó Alternativa Docente en un comunicado.

El gremio responsabilizó al gobierno. «Vemos semejantes despliegues para hacer cumplir el aislamiento obligatorio, la persecución que están teniendo en los barrios contra las personas que salen a trabajar, que son trabajadores independientes y no tienen como comprobar la salida, vemos que ahí sí hay un despliegue y una forma donde no se mezquinan recursos, pero en este caso, donde esta docente logró llamar y pedir, la Policía llega a su casa y al no responderle, se va», con lo que «muestra la falta de perspectiva de género y la falta de recursos sobre todo para llevar adelante las capacitaciones para evitar estos casos extremos de violencia», aseguró a Salta/12 la vocera de Alternativa Docente, Andrea Villegas.