Francia Niza Terrorismo

Todo Europa conmocionada por el tercer atentado en Francia

Francia está de luto por el ataque un tunecino que dejó 84 muertos y decenas de niños heridos. Un problema que crece y no encuentra solución

El atentado ocurrió durante los festejos del día nacional francés y es el tercer gran ataque en el país en un año y medio.

El conductor, que fue muerto a tiros por la policía, fue identificado este viernes por el fiscal general francés como Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un tunecino de 31 años con permiso de residencia en Francia que vivía en la sureña Niza, donde trabajaba como repartidor, y que tenía antecedentes penales por delitos menores.

En declaraciones a la prensa en París, el fiscal Francois Molins dijo que el atentado de anoche aún no había sido reivindicado por ninguna organización, pero que «se corresponde con los llamados» que lanzan las organizaciones yihadistas, como el Estado Islámico (EI), aunque no nombró específicamente a este grupo.

Molins dijo que 84 personas, incluyendo 10 niños y adolescentes, murieron y otras 200 resultaron heridas en el atentado, entre ellos 52 que seguían en estado crítico, de los que 25 están en reanimación, por lo que advirtió de que el balance podía ser «modificado al alza».

El fiscal agregó que Bouhlel era bien conocido por la policía por sus historial de delitos menores, pero no por los servicios de seguridad del país, y que no se había detectado ninguna señal de radicalización del tunecino.

Dentro del vehículo se hallaron dos armas automáticas, balas, un cargador, dos fusiles Kalashnikov y una granada y un celular, así como documentos a nombre de Bouhlel, cuya identidad se confirmó en base a un examen de sus huellas dactilares, señaló Molins.

Autoridades extendieron el estado de emergencia vigente en Francia desde hace nueve meses y dijeron que miles de reservistas de la policía serán desplegados en las calles tras la matanza de civiles que acababan de presenciar un show de fuegos artificiales en la rambla de Niza, frente al Mediterráneo.

Molins confirmó relatos de testigos y dijo que el camión atropelló a gente durante casi dos kilómetros y que el chofer efectuó disparos contra la policía. Los agentes respondieron el fuego y lo persiguieron unos 300 metros hasta que se detuvo, y allí tres policías mataron a tiros al conductor, agregó.
El departamento de Bouhlel, en el barrio de Niza Norte, fue registrado hoy por la policía, que se llevó del lugar a su ex mujer, dijo Molins, que no identificó a la detenida ni dijo de qué nacionalidad era.

 

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com