Argentina

Tarjeta mata billetera

Adiós al cash, sin efectivo se ahorra hasta 15% en las compras cotidianas. Aprovechando la devolución del IVA y las promociones bancarias, los consumidores pueden obtener beneficios.

 

Encuestas de consultoras privadas revelan que uno de cada seis argentinos no sabe que, si utiliza ese medio de pago, el banco le reintegra 4,13% de IVA por cada operación, hasta $ 1000 (se aplica por ley desde noviembre de 2001). La misma normativa del BCRA también indica una devolución de 2,12 puntos de IVA en la compra final de combustibles.

Ramiro Valenzuela estaba acostumbrado a pagar las facturas de cable, prepaga y del colegio de sus hijos en efectivo en la caja del supermercado en el que habitualmente hace las compras una vez al mes. Pero desde que su banco le ofreció un 20% de descuento por cada gasto que adhiriera al débito automático en su cuenta sueldo, este abogado de profesión dejó de pasar por el cajero, de perder tiempo haciendo colas y se olvidó de saldar sus deudas mensuales. Ahora su cuenta bancaria hace el trabajo por él sin costo alguno.

 

Aunque algunos recién lo descubren, el débito automático es uno de los medios de pago electrónicos que ofrece más beneficios económicos. Desde una caja de ahorro, en algunos casos gratuita, cualquiera puede reducir el monto de sus facturas hasta un 30% por única vez. Con el objetivo de conseguir que cada vez más clientes dejen de utilizar efectivo, el Banco Central (BCRA) y la mayoría de las grandes entidades bancarias promocionan beneficios de este tipo.

 

La acreditación se hace en la misma cuenta desde la que se efectuó el pago el quinto día hábil de cada mes por compras hechas 30 días antes. En total, la devolución de IVA por pagos con débito en todo el país tuvo un costo fiscal de $ 4000 millones en 2015.