país generoso

Se triplicó la cantidad de manteros inmigrantes en el centro salteño

El subsecretario de Control Comercial del municipio, Nicolás Avellaneda, aseguró que en diciembre de 2015 cuando comenzó la gestión del intendente Gustavo Sáenz contaron 20 manteros senegaleses distribuidos en el microcentro y en la actualidad se ha triplicado esa cantidad.

Por FM Aries, Avellaneda aseguró que también se encuentran con vendedores colombianos y bolivianos, que se suman los locales que se vuelcan a esa actividad por la crisis económica que se vive.
Remarcó que al consolidares Salta como un polo turístico importante, ha hecho que se convierta en una ciudad tentadora para manteros que vienen de otros países.
«Se van moviendo como golondrinas a donde hay mayor cantidad de visitantes», explicó sobre la realidad que enfrentan de lunes a lunes los inspectores del área municipal acompañados de Policías de la Provincia porque muchas veces los controles se tornan en situaciones violentas.
Respecto a la situación de los vendedores del Mercado San Miguel, Avellaneda explicó que decomisaron mucha mercadería, algunos fueron retirados de la vereda y otros reubicados.
Aseguró que denunciaron ante la administración de la entidad que varios de los productos que se vendían en la vereda salían de puestos que están adentro del mercado.
Otra particular situación con la que se encontraron es que mucho de ellos tenían el permiso como frentista otorgada por la propia Comisión Directiva del Mercado, por lo cual se les hacía más difícil la tares porque se sentían con un derecho adquirido.
«Esto es una tarea de todos los días. No podemos hablar de erradicar por la situación económica pero si de un orden en el espacio público», finalizó Avellaneda