Se suspendió la aplicación de multas a los comercios por 30 días

Entre la Municipalidad y la Cámara de Comercio tomaron nuevas medidas para ayudar al sector privado y pymes a transitar la crisis por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

El gobierno municipal dispuso de nuevas medidas fiscales para alivianar la crisis económica al sector privado, pymes y comercios, ante la situación crítica que atraviesan por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por Covid-19.

Se suspendió la aplicación de multas, Instrucciones de Sumario y generación de Notificaciones Legales; el inicio de nuevas inspecciones y fiscalizaciones, y los plazos en dichos procedimientos, por 30 días. Además, se anunciaron los diferimientos de pago de los vencimientos que operan en octubre del 2020.

En un encuentro virtual entre la intendenta, Bettina Romero, funcionarios municipales y representantes de la Cámara de Comercio e Industria, se recordó la vigencia de la Ordenanza 15691 con beneficios fiscales para los comerciantes, eximiendo durante el término del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio de las cargas fiscales sobre: Tasa por Inspección de Seguridad, Salubridad e Higiene (TISSH), Tasa sobre Publicidad y Propaganda y Contribución de la Ocupación del Espacio Público.

Además, se suspendió la caducidad de los planes de facilidades de pago por falta de pago de las cuotas cuyos vencimientos operen entre los meses de septiembre y octubre del año 2020.

En la reunión, Romero expresó que la pandemia «llegó para quedarse» y que se debe idear un plan para que los negocios continúen su actividad adaptados a la realidad. Por su parte, Daniel Betzel, presidente de la Cámara de Comercio, expresó que «a los comerciantes les duele tener los locales cerrados y necesitan un acompañamiento».

Fuente: LaGaceta