El día jueves

Se realizará la audiencia por el nuevo loteo de Vaqueros

La urbanización está proyectada en 27 hectáreas de la Congregación.

El próximo jueves, a las 9, se desarrollará en Vaqueros una audiencia pública en la que interesados podrán expresarse sobre el impacto ambiental y social del proyecto de urbanización La Inmaculada.

Se trata de un loteo de cerca 27 hectáreas, previsto en el corazón de Vaqueros, donde un grupo de vecinos de la zona alta interpuso un amparo contra el municipio y pobladores de la zona baja esperan ver solucionados crónicos anegamientos.

La audiencia pública, convocada por la Secretaría de Medio Ambiente, se realizará en el Colegio San Cayetano.

Los interesados pueden registrarse como partes hasta mañana en las oficinas públicas de Santiago del Estero 2245.

El emprendimiento fue impulsado por la Congregación de los Hijos de la Inmaculada Concepción, que decidió lotear parte de sus tierras para volcar los recursos en la ampliación del antiguo edificio del Colegio San Cayetano y duplicar la matrícula actual. Así lo señaló Sebastián Lobato, a quien la Congregación confió el rol de fiduciario.

Magdalena Day, quien está al frente del desarrollo, afirmó que el proyecto de urbanización «cuenta con todas las aprobaciones correspondientes». Así respondió a los planteos que una media docena de vecinos llevó a la Justicia con un amparo que patrocina el abogado Luis Segovia.

En el marco de esa acción, interpuesta contra el municipio vaquereño, el juez Marcelo Domínguez fijó una nueva audiencia para el 8 de abril.

Los amparistas, entre otros puntos, cuestionaron la preventa de los 227 lotes prevista en el contrato de fideicomiso. Day manifestó que la venta se inició «con toda la documentación presentada ante el Municipio». Así lo aseguró también el intendente de Vaqueros, Daniel Moreno, en una entrevista con radio Aries, a comienzos de semana. Ante sus declaraciones, Lucas Seghezzo, investigador de la UNSa que vive en una de las calles aledañas al loteo, respondió: «No tengo problemas con ningún emprendimiento ni con el desarrollo, pero espero que las cosas se hagan del mejor modo».

Gonzalo Morón Usandivaras, uno de profesionales que proyectaron los desages de la futura urbanización, explicó que «el sistema definido en los planos finales prevé una canalización pluvial por las calles Los Gauchos, Gauchos de Gemes y Los Alamos hasta el río Lesser. Será un canal revestido», aclaró y precisó que el sistema de desages, valuado en cerca de $40 millones, representa más del 50% del costo total de las obras de infraestructura del loteo.

La red de agua

El estudio de impacto preveía originalmente la perforación de un pozo profundo en la margen oeste del río Lesser y una red en contrapendiente hasta la cisterna del loteo. El proyecto se modificó y la captación se realizará a través de un nuevo dren horizontal a ejecutarse en la zona de Las Mesadas. Su caudal se sumará al del dren ya existente en el paraje Aguada Las Calas. Una cañería proyectada por Aguas del Norte conducirá ambos caudales hasta la planta potabilizadora y desde ese punto se desprenderá la red del loteo. «No solo se garantizará el servicio de la nueva urbanización, sino que su infraestructura ayudará a solucionar la escasez de agua potable que afecta a una importante cantidad de familias de Vaqueros», aseveró Morón Usandivaras.

Consultado sobre el amparo, Daniel Nallar, abogado de la Congregación, dijo que «lo que están planteando algunos vecinos de la zona alta es un interés privado y no público. Ellos marcaron la posibilidad de un daño ambiental, como una expresión genérica, sin mayores fundamentos».

Rubén Fortuny, abogado de la firma MDay, destacó que el amparo fue presentado por vecinos que «hoy viven frente a un descampado y que mañana tendrán allí otros vecinos y calles de por medio, lo que es lógico en cualquier trama urbana, pero hay 150 familias, en tres manzanas históricas de la parte baja de Vaqueros, que serán beneficiadas por el proyecto, sobre todo con los desages», puntualizó.

Sebastián Lobato, Fiduciario de la congregación

A Sebastián Lobato la Congregación de los Hijos de la Inmaculada Concepción de Vaqueros le confió el rol de fiduciario del proyecto de urbanización.

¿Con qué finalidad decidieron emprender el loteo de La Inmaculada?

Las tierras eran de la vieja escuela agrícola y estaban sin uso. Por mucho tiempo se las uso en huertas y después para tabaco, mediante arrendamientos con los que se generaban ingresos para el establecimiento escolar. De un tiempo a está parte surgieron problemas con los pesticidas, y los vecinos, al quedar en el medio del ejido urbano, empezaron con denuncias. La gente ya no quiso seguir arrendando el campo y nos quedamos sin ese ingreso. Para nosotros es una actividad paralizada que nos genera muchos costos de mantenimiento. Nuestra institución tiene carencias a nivel edilicio y queremos que sea un colegio inclusivo. Tenemos que adecuar una institución que es ediliciamente vieja a los nuevos paradigmas educativos.

¿Qué harán con los recursos que generará el loteo?

Estamos trabajando en un proyecto de ampliación del colegio San Cayetano con un edificio nuevo.

¿Vivís en Vaqueros?

Hace unos años que ya no vivo en Vaqueros, pero trabajo aquí desde hace 17 años.

Conocés entonces los crónicos problemas de anegamiento en calles aledañas…

Sí, por supuesto, que los conocemos.

¿Les garantizarías a los vecinos que esos viejos problemas no se verán agravados?

Trabajar por el bien común es parte de nuestra labor como congregación, como lo hacemos con el colegio. Al sistema de desagües se lo estudió detenidamente y se proyectaron canales aledaños para reducir el caudal de Los Gauchos y el que sale a la avenida San Martín, sobre todo.

¿De cuántos alumnos es la matrícula actual del colegio San Cayetano?

Es de 850 alumnos. Hoy tenemos secundario por la mañana y primario por la tarde, porque compartimos las mismas aulas. Al tener aulas independientes para cada uno de los niveles duplicaremos la matrícula, porque tendremos primaria y secundaria mañana y tarde. De ese modo se atenderán las necesidades de la comunidad y las del propio loteo, porque hablamos de un número importante de familias nuevas.

Magdalena Day, desarrolladora

La titular de la firma MDay afirmó que el loteo de la Congregación de Vaqueros “cuenta con todas las aprobaciones correspondientes. Hemos trabajado minuciosamente durante tres años en cada uno de los puntos que abarca el emprendimiento”, aseguró.

Vecinos de la zona sufren anegamientos crónicos. ¿Consideraron ustedes este problema en el proyecto?

Para el sistema de desagües, que es la obra de mayor envergadura, se contrató a un profesional idóneo y con muchísima experiencia en la materia. Pese a que teníamos las aprobaciones de la Secretaría de Recursos Hídricos, como también del Municipio, que tiene un equipo técnico muy fuerte sobre todo en la parte hidráulica, nos pidieron obras complementarias al proyecto, a las que también accedimos para que genere realmente una solución en la zona.

¿Se hicieron replanteos en la propuesta de desagües?

Más que replanteos, se agregaron obras adicionales, porque se atendieron nuevas zonas de influencia. El municipio vio que este emprendimiento, a través de las obras proyectadas, podía solucionar una problemática arrastrada por años en las inmediaciones del proyecto de urbanización.

La Secretaría de Medio Ambiente hizo algunas observaciones técnicas…

No fueron observaciones técnicas. Lo que la Secretaría de Ambiente pidió es que se adjunte el certificado de no inundabilidad emitido por la Secretaría de Recursos Hídricos. El procedimiento es así: cuando se proyecta un desarrollo, el aval de que los terrenos no se inundan parte de un proyecto que aborda todos los desagües pluviales. Una vez que se aprueba dicho proyecto, Recursos Hídricos emite un certificado de no inundabilidad provisorio. Esto es así porque, hasta que no se ejecuten las obras previstas y el citado organismo las verifique, no se expide el certificado definitivo que completa el expediente.

¿Qué le dirías a los vecinos de Vaqueros que manifestaron alguna preocupación?

Que se queden tranquilos, porque se formuló el mejor proyecto. Se tuvo muy en cuenta cada una de las percepciones del vecino. Algunos se preocuparon por la cancha y otros, por el lugar del pesebre viviente. Esas superficies no se tocarán.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com