Inicio de clases

Se calcula un aumento del 40% en la indumentaria escolar

Los padres se adelantan a comprar “por miedo a cambios e inestabilidad económica”. Se apresuran a llevar el guardapolvos o camisas y pantalón para el uniforme.

Cada vez falta menos para la vuelta a clases y muchos padres ya salen a comprar la ropa para sus hijos. Temen subas y también buscan evitar las aglomeraciones de clientes, típicas de los días previos al inicio del año lectivo.

Desde la tienda San Juan, la encargada de la sección Niños, Gilda Giannotti, explicó que los papás se apresuran en llevar el guardapolvos en el caso de los chicos que asisten a las escuelas públicas o la camisa y el pantalón para los que concurren a colegio privado.

El denominador común en ambas situaciones es el conjunto de jogging para educación física. En ambos casos los padres optan por comprarlo en algún momento.

A veces “la gente deja algo pendiente para comprar después, pero en general están haciendo una sola compra. Sí comparan precios. Viene mucha gente. A partir del 10 de enero empezamos a vender bastante ropa de colegial”, manifestó.

Este año la gente se adelantó a comprar “por miedo a los cambios, por la inestabilidad económica que hay”, destacó.

La suba en este rubro con relación al año pasado es de un 40% aproximadamente. “Hay cosas cuyos precios mantenemos y otras que si subieron, de igual manera, tenemos para todos los bolsillos”, indicó.

Los precios de la indumentaria varían según la marca, el tipo de la tela y la calidad de la misma.

En el caso de los guardapolvos, la gran tienda comercializa diferentes marcas. Los precios varían según la calidad del acrocel.

“Buena letra” es la más accesible. Un delantal unisex talle 6-8 cuesta 249 pesos. El talle 10-12 sale 299 pesos y el 14 tiene un valor de 349 pesos.

En tanto, “20 de Febrero” es la marca exclusiva de la tienda que tiene modelos tanto para nena como para varón, con detalles como la forma de prender y el cuello. Un guardapolvos talle 6 tiene un precio de 299 pesos. El talle 8 cuesta $325, el 10 sale $350, el 12 cuesta $375 y el 14 sale $399. Los precios de los clásicos conjuntos de joggings más económicos “Plant” rondan los 400 y 500 pesos, según los talles que van del 4 al 18, mientras que el valor de los conjuntos “Cotton” va desde los 639 pesos para el talle 4-8 hasta los $849 para el talle 14-16.

Para el uniforme

En cuanto a las camisas, las más accesibles, marca “Mi bandera”, rondan los 289 a 329 pesos y van desde el talle 4 hasta el 20.

El año pasado las camisas costaban 230 pesos. Ahora salen $59 más.

Otra marca de mayor calidad, “Rutilante”, cuesta 559 pesos el talle 6 en adelante.

Los pantalones de vestir grises o azules tienen un valor de 399 pesos desde el talle 4 al 12. Los talles más grandes, hasta el 18 tienen, un valor de $469.

Anticipándose al frío, ya se comienza a vender pulóveres en verde, bordó o azul. Los más accesibles cuestan entre 300 y 400 pesos según el talle, mientras que uno de calidad diferente sale desde 549 pesos en adelante.

Con respecto a las camperas polares, las hay de 299 pesos y van hasta el talle 12.

“Con toda la ropa colegial sucede lo mismo. Hay clientes que ya conocen lo que vendemos todos los años. Saben qué es lo bueno. Por ahí quieren algo que dure todo el año o que lo puedan meter constantemente al lavarropas y salga impecable”, sostuvo Giannotti.

Las remeras blancas para educación física más baratas, marca “Son”, cuestan 129 pesos desde el talle 4 al 12 y $159 a partir del talle 14 al 18.

Otras remeras de una marca conocida como “la mejor en deportivos”, tienen un valor de 359 pesos hasta el talle 10 y $369 hasta el talle 16.

Para los más chiquitos que irán al jardín de infantes, la tela cuadrillé para delantal pintorcito está a 89 pesos el metro cuadrado.

Otra tienda

La encargada de la sección Niño de la tienda Balbi, Mónica Aramayo, explicó que la gente busca generalmente los conjuntos joggings para educación física de color azul o gris. Son unisex y cuestan 499 pesos desde el talle 6 al 16. Si se los compra por aparte, salen $249,99 cada prenda (pantalón-buzo). El año pasado cada prenda costaba 129 pesos.

Otra de las prendas más buscadas es la camisa blanca. Tiene un valor de $299,99.

Para el uniforme, el pantalón de gabardina azul o gris tiene un precio de 499 pesos.

Con relación a los guardapolvos, se observa variedad. Están los más económicos, a partir del talle 6, unisex, línea “Magisterio”, con un valor de $249,99. El precio aumenta 20 pesos por talle, hasta el 16 que sale $450.

Existen marcas intermedias de guardapolvos, cuyos precios rondan de 299 pesos a 499, según el talle.

Luego está la marca “12 de Octubre 3 Tablas”, que -según señalan- es el de mayor calidad. El talle 6 tiene un valor de 329 pesos y también aumenta 20 pesos por talle hasta el 12 que sale $510.

Los clientes “prefieren el intermedio y llamativamente se vende más el de varón. Es el que más surtimos. Parece que las niñas cuidan más la ropa y les dura más”, señaló.

Las remeras blancas de piqué más accesibles cuestan $129,99 del talle 6 al 16. El año anterior salían 100 pesos.

“Hubo subas como en todos los rubros y servicios. Quizá puede llegar a un 40% en indumentaria escolar”, estimó la vendedora.

Desde “Metro”, otra de las tiendas consultadas, el gerente José Luis Nuño explicó que a diferencia de años anteriores, los padres ahora compran solamente el guardapolvos y no todo junto: remera, jogging, medias, etc.

“Por la condición económica están comprando lo más necesario: el delantal. En segundo lugar están los joggings para educación física teniendo en cuenta que esa materia comienza mucho más adelante”, indicó el hombre, contando los malabares que hacen los padres a la hora de las compras.

El comercio vende diferentes marcas de guardapolvos. Cuestan de 249 pesos en adelante.

“Nuestra forma de trabajo todos los años implica no aumentar mucho el delantal”, recalcó.

Según el gerente, la línea de conjuntos deportivos aumentó poco con relación al año pasado.

“Un 10 o 15%. La ropa no es como la mercadería si uno la aumenta demasiado, la gente no va a comprar. No se puede trasladar la inflación a estos precios. En este rubro lo máximo de aumento es un 25% en ciertas prendas”, finalizó el experimentado vendedor, al analizar la situación del sector.

Actualmente un equipo de jogging de algodón, en la tienda, cuesta desde 299 o 390 pesos en adelante, según el talle. Los pantalones salen desde 199 pesos hasta 269, según la calidad de la tela y la marca.

El calzado y las medias son clave

Los zapatos que no son de cuero arrancan en 750 pesos. Los de más calidad rondan los 1500.

Muchos padres buscan los clásicos zapatos colegiales ya sea porque los anteriores quedaron chicos, están deteriorados o simplemente porque los niños recién ingresan al sistema educativo.

Los calzados de cuero “tanto guillerminas como naúticos cuestan desde 1.500 pesos en adelante, según el número y la calidad”, explicó el gerente de la sucursal Salta de Batistella, Rubén Turco.

En el comercio de calzados hay ofertas de pares únicos desde 890 pesos. Son números discontinuos y de la temporada anterior.

Durante una recorrida por otras zapaterías y zapatillerías de las peatonales fue posible observar que hay zapatos colegiales “Koki”, tanto para nena como varón, a 750 pesos desde el número 22 hasta el 26 y $795 desde el número 27 al 33, mientras que los de marca “Rigazio” cuestan entre 850 a

950 pesos según el número. Aquellos de marca “Arciel” rondan los 1.390 pesos.

Las zapatillas blancas, siempre requeridas para educación física, tienen un valor de 700 pesos en adelante, hasta los $1.200, según la marca y el número.

Las medias de algodón blancas, azules, grises o bordó rondan entre los 50 y hasta 70 pesos. En algunas tiendas hay packs por tres medias a 100 pesos, del talle 2 al 4. Las de strech son un poco más caras: sale 79 pesos el par. “El año pasado un par de medias podía conseguirse a 30 pesos.

Aumentaron unos 20 pesos o más”, explicó una vendedora desde un comercio de la peatonal Florida.

Polar y poleras

Otras prendas de la temporada del frío se comercializan en las casas de ropa. Una campera de polar cuesta 300 pesos hasta el talle 16 y un buzo 250. “Algunos papás aprovechan estos precios accesibles que hay ahora para la ropa de abrigo, porque en invierno hay subas”, expresaron los vendedores.

Las poleras de algodón tanto blancas como azules, desde el talle 6 al 16 cuestan desde entre 150 y hasta 300 pesos.

Los comerciantes estiman que las ventas serán altas en las dos semanas previas al comienzo de clases. “Los días antes del comienzo de clases son agotadores. No damos a basto colgando delantales. Abrimos las puertas y entran todos los padres desesperados. Esto ocurre sobre todo por las tardes, no tanto por la mañana”, anticipó una vendedora. Y agregó: “A veces no tenemos tiempo de surtir los percheros, lo vamos haciendo durante la jornada. Calculamos que este año será igual”.

 Fuente: El Tibuno
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com