No se puede creer

Salteño abandonó a su esposa con cáncer y le saldrá muy caro

La dejó en pleno tratamiento de quimioterapia y sin medios para alimentarse o pagar los medicamentos.

Estuvieron casados durante 16 años. Se separaron de hecho mientras ella afrontaba su tratamiento de quimioterapia. La mujer no puede trabajar por prescripción médica. Se mudaron a la casa de unos familiares para alquilar el hogar de ambos y generar más recursos, pero él volvió al domicilio y cambió la cerradura.

El distanciamiento y el posterior abandono sobrevinieron luego de que los dos decidieran poner en alquiler la casa de ambos para generar mayores recursos frente a la enfermedad de la mujer y se mudaran con los familiares de ella.

Al poco tiempo de ocurrida esta situación, el hombre volvió nuevamente al hogar conyugal, desalojó al inquilino, se instaló allí sólo y cambió la cerradura.

Habiendo sido abandonada, la mujer inició una demanda por alimentos; pues debido a su estado de salud los médicos que la atienden le recomendaron no trabajar. La abogada Guerrero afirmó que su asistida no sólo no contaba con ingresos de ningún tipo; sino que además debía afrontar la ingesta de medicamentos que debía adquirir para enfrentar su enfermedad al igual que las sesiones de quimioterapia a las que debía trasladarse y para lo cual tampoco tenía dinero.

Por su parte, a la hora de emitir sentencia, los jueces manifestaron que, según el artículo 432 del Código Civil y Comercial, «los cónyuges se deben alimentos entre si durante la vida en común y la separación de hecho. Con posterioridad al divorcio, la prestación alimentaria sólo se debe en los supuestos previstos en este Código, o por convención de las partes. Esta obligación se rige por las reglas relativas a los alimentos entre parientes en cuanto sean compatibles».

 

 

 

 

 

 

 

 


Fuente: QPS

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com