Patacones. Lecops. Bonos.

¿Salta puede volver a emitir bonos?

Son varias las provincias que evalúan sacar cuasimonedas, para afrontar los problemas financieros.

Al final del 2001 y durante un par de años, al menos, convivieron en la Argentina un sinfín de cuasimonedas. Parecían sacadas del Estanciero. Fue el manotazo de ahogado al que apelaron muchas provincias para tratar de afrontar sus problemas financieros. El combo que desató esa crisis se repiten: devaluación, inflación, caída de recaudación propia y el costo fiscal compartido por las medidas paliativas tomadas por la Nación. Casi 18 años después, la historia parece encaminada a repetirse: son varios los distritos que evalúan emitir una cuasimoneda, en especial en aquellos endeudados en dólares. ¿Qué pasará con Salta?

El fantasma del bono

Fue el vicegobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, quien dio cuenta del problema: “Hay provincias que están pensando en la cuasimoneda: no tienen crédito, están endeudadas, no emiten pesos pero tienen que seguir pagando los sueldos”, afirmó el funcionario, quien acotó que la Nación está dejando cada vez menos rango de maniobra a los gobernadores. “Si el Gobierno nacional sigue acorralando a las provincias, no hay dudas de que una medida así o similar van a tener que recurrir las provincias”, aseguró.

El dato no pasó desapercibido en Salta. Sin embargo, desde el Ministerio de Hacienda de la provincia aseguraron a LA GACETA que los fondos para hacer frente a todas las obligaciones hasta diciembre, incluyendo el pago de los aguinaldos.

La tranquilidad es breve: después del 10 de diciembre empezará otra historia, con otro gobierno.

Provincias al límite

Un informe del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex), señala que los distritos más expuestos para el caso de la deuda tomada en moneda extranjera son Santa Fe (99% del total), Córdoba (95%), Chubut (86%), Buenos Aires (80%) y Neuquén (70%).

Salta logró sortear este problema porque compró con anticipación los dólares para pagar sus compromisos, pues tomaron la precaución ante una eventual corrida del dólar.

Una de las más complicadas es Córdoba, la única provincia donde ganó Mauricio Macri en las PASO. Semanas atrás, el gobernador Juan Schiaretti anunció que a partir de agosto dejaría de cumplir con la “cláusula gatillo” de actualización salarial en base a la inflación. Es porque en sólo seis meses se usó el 87% de lo presupuestado para ajustar los sueldos. Además, en la reunión de gobernadores peronistas en el Consejo Federal de Inversiones, la mandataria de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, aseguró que en Córdoba se habló de la necesidad de “emitir cuasimoneda” si no hay una compensación de parte de la Nación por la reducción de ingresos coparticipables por la tasa cero de IVA a alimentos de la canasta básica y por la suba del piso del Impuesto a las Ganancias.

Tampoco Chacho está bien. Su gobernador, Domingo Peppo (PJ), aceptó que atraviesa una gran crisis, pero por el momento evitarán emitir cuasimonedas. “Estamos a tiempo de poder evitar eso, porque sí sería un problema. Porque sabemos que la cuasimoneda nunca vale 1 a 1, pierde valor y el que paga es el que menos tiene”, explicó en diálogo con el portal chacodiapordia.com.

Fuente: LaGaceta