¿Qué necesitamos para emprender?

La emprendedora y mentora Virginia Villamayor escribe sobre cómo son los primeros pasos para los que quieren tener un emprendimiento, pero no saben por dónde empezar o cómo pasar a la acción. ¿Te animas a intentarlo?

LA IDEA DE NEGOCIO: es lo primero que necesitas para arrancar. Y si todavía no la tenés, te recomiendo que hagas un listado de las cosas que hacés bien y les pidas a personas que te conocen, que te lo hagan también. Identificar las cosas en las que sos bueno, seguro es un buen indicador para empezar. Nunca hay que perder de vista que una buena idea de negocios es la que resuelve un problema.

VALIDAR LA IDEA: es MUY importante no enamorarnos de la idea que tenemos, tenemos que salir a validarla todo lo que podamos y saber si realmente está resolviendo un problema. Hay que construir CON el cliente, y no PARA el cliente. Si podes, anímate a tener muchas conversaciones con potenciales clientes, y conocer cuál es su opinión sobre tu proyecto y qué cosas te pueden aportar. Además, podés preguntar a tus conocidos cómo ven esa idea de negocios, siempre escuchando activamente con el objetivo de mejorar nuestra idea, no de defenderla. ¡No tengas miedo de contar y compartir tu idea!

Si ya estás en la etapa de validación, aquí te dejo algunos recursos más para que puedas validar tu idea de negocios.

DEFINIR EL MODELO DE NEGOCIO: cada vez hay opciones de modelos de negocios, y es importante definir con cuál vas a trabajar. Una excelente herramienta para contemplar todos los aspectos y darle forma es CANVAS, y una parte fundamental de este proceso es definir y personificar a tu cliente ideal. Hoy se puede crecer mucho desde lo online y está bueno poner energías ahí, porque puede hacer que nuestro negocio sea más escalable. No hay que tenerle miedo a la tecnología y a lo digital.

«Es MUY importante no enamorarnos de la idea que tenemos, tenemos que salir a validarla todo lo que podamos y saber si realmente está resolviendo un problema».

PENSAR LA MARCA: al momento de elegir una marca, te recomiendo que te fijes no sólo si está disponible para registrar en el INPI, sino también si está disponible la web (poder hacerlo en Nic.ar) y un buen usuario para las redes sociales. Es clave que al elegir el nombre de tu marca tengas una mirada amplia y que no quede limitada a un producto/servicio, siempre hay que pensar que probablemente si va bien, el negocio se puede ampliar a otras unidades de negocios. También es bueno identificar la historia atrás de la marca y si hay algo interesante para contar y comunicar.

Si podés invertir en un buen logo, ¡te lo recomiendo! Tener un buen logo, definida tu imagen de marca, buenas fotos y un lindo catáglogo, te da un profesionalismo distinto. Si no, hay un montón de herramientas que hoy te permiten hacer algo por tu cuenta, como por ejemplo CANVA.

SALIR AL MERCADO: Mejor hecho que perfecto. Cuando empezamos a emprender, NO tenemos que hacer un proyecto gigante, sino un prototipo que funcione, que sea lo suficientemente bueno y seguro para salir a probar la respuesta del mercado. Es preferible HACER y EQUIVOCARNOS. El feedback del mercado, de tu público objetivo es importantísimo para saber si estás bien encaminado.

La clave es NO hacer grandes inversiones, sino hacer algo que puedas probar y después, si funciona, mejorarlo y hacerlo crecer. Es decir, como emprendedores, no esperes a tener el producto perfecto, o toda una línea de productos para salir al mercado; es mejor ir testeando la idea y mejorándola con el feedback. Probá las ideas antes de masificarlas.

«Podemos empezar con una idea simple, con algo que ya existe, pero siempre tenemos que buscar ser únicos»

Y LO MÁS IMPORTANTE

Te dejo un plus de tres consejos que para mí son fundamentales para lograr emprender con éxito y aplican a cualquier etapa en la que estés:

PROPÓSITO: los mejores líderes (y también los mejores emprendedores) son los que trabajan guiados por un POR QUÉ. Si querés saber un poco más sobre esto te recomiendo ver la charla Ted de Simon Sinek. También te recomiendo un libro que me impactó mucho en este sentido: Los siete hábitos de la gente altamente efectiva.

DEDICACIÓN Y CONSTANCIA: la clave es tener objetivos y avanzar todos los días un poco, aunque no estemos motivados o, aunque las cosas no resulten al ritmo que esperamos. Para ser un GRAN emprendedor, no hace falta ser brillante o fuera de serie, pero sí es importante ser dedicados y constantes y entender que, para crecer, tenemos que ser vulnerables.

INNOVAR CON TU IMPRONTA: no se trata de tener una idea que no exista, o una idea “disruptiva” (algo de lo que se habla mucho en el mundo emprendedor) para empezar a emprender. Podemos empezar con una idea simple, con algo que ya existe, pero siempre tenemos que buscar ser únicos, darle nuestra impronta identidad y diferenciarnos de la competencia dándole un valor agregado al producto o servicio.

*Virginia Villamayor: es salteña, emprendedora y mentora de emprendedores. Escribe en LA GACETA los fines de semana sobre emprendedurismo. Contactala en: @villamayorvicky – villamayor.virginia@gmail.com

Fuente: LaGaceta