Durisimo

«Posadas es el candidato de Urtubey»

La precandidata a intendenta de la ciudad por el frente Sáenz Gobernador, Bettina romero, les habló cara a cara a los salteños y contó su abanico de propuestas, pero también opinó sobre sus adversarios y otros candidatos.

Bettina Romero, precandidata a intendenta de la ciudad de Salta, se sumó al ciclo de entrevistas íntimas que viene realizando DNI desde su estudio televisivo con diferentes precandidatos de cara a las PASO provinciales, y mantuvo un extenso y sustancioso mano a mano con Abel Díaz, abordando todos los temas.

La precandidata enumeró sus proyectos en caso de llegar a la intendencia, pero también se refirió a las mezquindades y egoísmos de otros precandidatos, e incluso adversarios en la interna dentro del espacio de Gustavo Sáenz, como el macrista Martín Grande y Matías Posadas.

«Muchos políticos, muchos muchachos, eligieron la política como un medio para vivir, y no como una herramienta para servir», comenzó con todo la precandidata, para luego referirse a aquellos que en su momento criticaban al actual intendente y hoy están de su lado, caso Posadas.

“Las conveniencias en políticas siempre estuvieron, gente que solo está buscando lo que les conviene. Yo confío en el ciudadano, que se da cuenta quién es quién. Yo me siento muy acompañada con los que me tienen que acompañar, que son los vecinos. La coherencia es muy importante, nosotros trabajamos para que Gustavo sea intendente hace 4 años. Y hoy nuevamente estamos trabajando genuinamente por un proyecto superador para Salta. No es una búsqueda desesperada de un montón de funcionarios que están viendo cómo se acomodan en los cambios que ahora vienen. Posadas es el candidato de Urtubey, él representa al urtubeycismo dentro de este frente. Urtubey se está retirando y él planteó que no tiene un sucesor, y su gente está viendo cómo se acomoda y dónde. Yo me siento muy tranquila que no tengo un interés político atrás. Yo no sé cómo se sienten los que representan intereses o el poder de turno de un funcionario. A mí me mueve y me emociona representar a mis vecinos”, se despachó Bettina.
También, al recordarle que otro de sus adversarios en la interna dentro de su frente, el macrista Martín Grande, había manifestado hace unos meses que su límite en la política era el apellido Romero, Bettina respondió con altura. “Yo no especulo que pasará de un lado u otro, lo va a terminar definiendo el votante. Más allá del resultado, yo voy a seguir trabajando fuertemente por Gustavo Sáenz gobernador, que es lo que me mueve, como venimos trabajando desde 2015. Creo mucho en él como futuro gobernador. Soy una persona que quiere lo mejor para Salta. Habría que preguntarle a Grande por qué lo dijo. Para mí la política es lo opuesto, es diálogo, consenso, construir, sumar. Yo si gano la interna sí voy a invitar a todos los sectores, porque los problemas que tenemos requieren de un trabajo de todos. Hay gente muy mezquina, muy celosa, que instala miedo. Yo no”, sentenció.

En cuanto a la campaña sucia que fue denunciada en su momento por los precandidatos a gobernador Sergio Leavy y Sáenz, opinó: “Esas prácticas tienen que quedar atrás, a la gente no le gusta, por eso nosotros hacemos una campaña positiva, dialogando, sumando, dialogando con los medios, cada uno puede preguntar lo que quiera y eso está bueno con los vecinos. Entendemos que somos adversarios y no enemigos, mi gran enemigo es la desesperación que hay, la droga, la desesperanza, el embarazo adolescente”.

Justamente en relación a la droga, Bettina Romero mencionó uno de los ejes de su campaña: “Necesitamos un municipio que sea aliado de los clubes sociales deportivos. Salta tiene muy pocos espacios de desarrollo de talento deportivo, la mayoría se creó durante el gobierno de mi abuelo, Roberto Romero: el Vitale, el Delmi. Invertiremos en espacios de formación deportiva y ayudaremos a los clubes que hoy existen. Que ellos sientan que el municipio está para ayudarlos, para darles un tinglado, baños, sin burocracia, porque no es un papel el que duerme, son cientos de jóvenes que están esperando. Vamos a tener un municipio mucho más ágil en dar respuestas”, prometió.

En cuanto a los gremios, no dudó en afirmar que tiene con ellos «un excelente diálogo, porque nos dimos cuenta que todos queremos un municipio que nos de orgullo, a todos nos duele la mala imagen que tiene el municipio. Queremos revalorizar al empleado municipal. Salta da para mucho más».

Sobre la obra pública, consideró: «La clave en estos temas tiene que ver con la transparencia, con lo que se invierta llegue y se haga bien. Me imagino un municipio con capacidad de resolver cosas, que las máquinas que están abandonadas vuelvan a las calles. Necesitamos que el municipio esté en la calle. Tenemos un presupuesto acotado para la obra pública y Sáenz salió a buscar los recursos. Queremos una ciudad mucho más limpia. Vamos a revisar todos los contratos que tenga la Municipalidad con empresas para mejorar», dijo en relación a la Agrotécnica Fueguina y las irregularidades.

Bettina Romero también se refirió con agudeza a sus adversarios políticos: “Muchos no se animan a hablar con la gente y no salen a los barrios. Algunos miran más para Buenos Aires para que los represente un gobierno que va a ganar, otros para que los represente un gobierno en retirada. Yo hago política por Salta», dijo.
“Desde el municipio vamos a crear los mercados barriales como polos de comercialización, de desarrollo, en el norte y en el sur. Necesitamos descentralizar y decirle al comerciante del centro también que tiene derecho a tener su espacio liberado. La idea es darles oportunidades para todos”, fue otra de sus propuestas.

“Me considero una persona que tiene capacidad de gestión, que entiende que la política necesita golpear puertas y salir a defender a Salta. Necesitamos puentes en la zona sur para facilitar las vías de la ciudad, abrir nuevos accesos. Hace falta un tren urbano que conecte ambas puntas de la ciudad, tendremos un tren los salteños que conecte la zona norte con la sur en 20 minutos. Necesitamos colectivos eléctricos, menos contaminantes, modificar el transporte público. Tengo un plan de conectividad de la ciudad”, enumeró más proyectos que tiene la precandidata para la intendencia en caso de llegar a ser gobierno.

“Cuando tenés un plan y sabés lo que tenés que hacer, podés conseguir los financiamientos. La ciudad necesita una fuerte inversión en materia de infraestructura, Salta creció mucho, hoy somos una mega ciudad que pasamos la barrera de los 500 mil habitantes», manifestó con convicción, para luego aludir a que no influirá en su gestión en Salta el gobierno nacional que asuma.

“Gobierne quien gobierne el país voy a tener la capacidad de dialogar y gestionar, porque lo que nos importa es la gente. Y al que gobierne el país, la provincia y el municipio nos tiene que mover lo mismo”, aseguró.
“Nunca hubo en la ciudad una mujer que maneje los destinos de la ciudad, pero no soy yo, a la par mía hay muchas mujeres que le dan vida a la provincia, somos un motor fundamental. Yo vengo a ser la cara visible”, contó.

“Me duele ver cómo está nuestra provincia y tenemos la oportunidad de ponerla de pie. Necesitamos que cada joven que quiera estudiar, estudie; necesitamos los microcréditos para darles oportunidades a las mujeres”,concluyó la precandidata, enumerando más propuestas.

Fuente: DNI