Impecable

Por «picara» Nahir Galarza pasa los peores días en el calabozo

La condenada está sin radio, sin libros y sin luz

Las fotos que se sacó Nahir Galarza junto a una interna desde la cárcel causaron un revuelo tremendo.

En su descargo ante las autoridades penitenciarias, Nahir Galarza tuvo que reconocer que se había equivocado. Que no había respetado las reglas de encierro. Una de ellas: no tener celular y, mucho menos, sacarse fotos y publicarlas en su muro de Facebook.

Por ese motivo, fue duramente castigada. La metieron en un calabozo por cinco días. Sin su radio, sin sus libros y sin luz.

Las autoridades de la Unidad Penal de Mujeres Número 6 de Paraná, Entre Ríos, la sancionaron después de que subiera con un celular fotos suyas a su cuenta bajo el título “Cumpliendo la maldita condena”.

En las fotos aparece con Soledad Yanina Lescano, acusada de ser cómplice “por omisión” del crimen de su hijastra de dos años. Nahir, de 20 años, la define como “hermana de otra vida”.

“Sienten que se conocen de vidas pasadas, y son compañeras de sufrimiento”, dice un allegado de las dos.

“La pasé mal, pero no me quedó otra que soportar ese encierro, de un lugar muy chiquito, oscuro, que abrían dos veces por día. Fue un día que duró cinco días. A diferencia de la celda, donde me entretengo o hablo con mis compañeras, en el calabozo solo tuve tiempo para pensar, me costó dormir y ni soñé”, le dijo Nahir a otra interna.