Salta

Por las bajas ventas, quieren sacar a los «ambulantes» del centro

La Cámara de Comercio emitió un comunicado instando a las autoridades competentes a extremar los controles en lo que ellos denominan como las "zonas calientes" que están ubicadas en el microcentro, donde -según consideraron- se debe crear una verdadera zona de exclusión y "sin limitación horaria".

Desde hace varios meses que la Cámara de Comercio e Industria de Salta viene denunciando que el sector comercial de la provincia está atravesando una importante crisis en la que debe afrontar un significativo aumento de costos que, sumado a la caída de ventas complican el panorama. A este escenario adverso; desde la institución agregaron que el aumento de la competencia desleal por parte del comercio ilegal torna aún más crítica la situación.

Ayer, la Cámara de Comercio emitió un comunicado instando a las autoridades competentes -Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), del Gobierno de la Provincia de Salta a través de su Dirección General de Rentas y Policía Provincial, y de la Municipalidad de la Ciudad de Salta- a extremar los controles en lo que ellos denominan como las «zonas calientes» que están ubicadas en el microcentro, donde -según consideraron- se debe crear una verdadera zona de exclusión y «sin limitación horaria».

Con este comunicado, la Cámara endurece su posición y genera presión para sacar a los ambulantes del centro.

El acuerdo

Por ahora hay un acuerdo de convivencia entre los comerciantes salteños y los vendedores informales que los habilita a instalarse en las peatonales Alberdi, Florida y zonas aledañas a partir de las 9 de la noche, momento en el que los negocios cierran sus persianas.

Desde la Cámara de Comercio, aseguran que «la erradicación de los vendedores callejeros contribuirá a evitar más cierres de comercios con las consiguientes pérdidas de empleo formal y genuino, contribuyendo este hecho además a brindar equidad ante las normas y una imagen adecuada para nuestra ciudad, considerada unos de los principales destinos turísticos, elegidos por argentinos y extranjeros».

El Tribuno se comunicó con Rubén Barrios, presidente de la Cámara de Comercio, quien afirmó que el «comercio ilegal» se tiene que terminar porque «hay una transgresión lisa y llana» de las normas. «Que en algún momento se haya hecho para darle una mano, está bien, pero eso no se puede perpetuar. Estos son momentos muy difíciles donde todos tenemos que poner algo para que se cuiden los puestos de trabajos. Sino, cada vez vamos a tener más vendedores callejeros que van a ser nuestros empleados cuando nosotros bajemos las persianas», comentó el titular de la entidad.

Barrios fue tajante: «No tiene que haber más pérdida de empleo y hay que terminar con el comercio ilegal, porque cada producto que venden ellos es uno menos que nosotros vendemos», dado que al no pagar impuestos pueden vender su mercadería a menos de la mitad de precio que un comercio registrado.

«Están usando el espacio publico, se lo están apropiando y por otro lado están delinquiendo, ya que es mercadería de dudosa procedencia. Vender libremente en la vía pública no es correcto y a eso hay que combatirlo, hay que establecer una verdadera zona de exclusión en los lugares de mayor concentración de comercios», expresó Barrios.

Qué dice la Municipalidad

Nicolás Avellaneda, subsecretario de Control Comercial, comentó que hay un convenio entre todas las partes involucradas en el que se acepta que después de las 21 se instalen los manteros en el microcentro. «Esto fue consensuado hace más de un año y medio con la Cámara de Comercio y la Policía, que nos apoya en tener controlada la zona durante el horario nocturno. Esto no es una solución definitiva, es algo pasajero hasta que se los pueda ubicar en otro sector o en un predio privado. Hay una serie de organismos que tienen que intervenir en este problema que lleva décadas», declaró el funcionario municipal.

Avellaneda comentó que la situación social y económica lleva a que mucha gente se vuelque a la calle y que desde el municipio tienen un registro de 380 personas que están habilitadas para vender.

«Se les solicitó la documentación correspondiente, para cruzar información con la Provincia para ver quiénes son las personas, y además que mínimamente tengan el monotributo social», dijo.

Y agregó: «Durante el día no otorgamos ningún tipo de permiso. Si ellos plantean una alternativa la vamos a analizar, pero si la única solución es ir a retirarlos no vamos a generar un caos social. Plantear como única solución el desalojo y el despido no es una tarea fácil, hay mucha necesidad. La gente está solicitando trabajar para llevar el pan a su casa», comentó Avellaneda.

Se debe tener en cuenta la situación de los manteros

Para Avellaneda, expulsarlos de la calle simplemente creará un caos social.
El subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda, aseguró que ante esta situación primero se debe poner “en la balanza” todas las soluciones posibles antes de tomar una decisión.
El funcionario municipal está de acuerdo en que se debe terminar con esa situación, pero aclaró que hay que buscar una alternativa para estas personas sino se generaría un caos social y no tiene sentido. “La competencia nuestra no es generar trabajo sino controlar”, expresó el funcionario.
“Es fácil decir que se saque a toda la gente después de las 9 de la noche. Nosotros tomamos una decisión que fue consensuada de sacar a las personas que estaban todas desparramadas por el microcentro durante todo el día generando una competencia desleal, desde la Municipalidad protegimos el comercio que paga impuestos, pero había que darle una alternativa a esa gente que vende en la calle y fue que después del horario de cierre puedan asentarse en algunos sectores”, explicó.
El subsecretario de Control Comercial aclaró que se conformó una mesa de trabajo hace un mes en la que está presente la Municipalidad, con su organismo de Control Comercial, Rentas, el Ministerio de Seguridad, AFIP y la Aduana.
“Nosotros padecemos la situación en la ciudad de Salta. La falta de control en los pasos fronterizos o algunos puntos claves de ingreso a la capital. Sabemos que viene mercadería de provincias vecinas donde pasan todo tipo de mercaderías que terminan en el mercado negro.
Desde la semana pasada que venimos haciendo controles con Rentas y la policía. Estamos trabajando en el microcentro, donde hubo operativos y se invitó a los ambulantes y manteros que se retiren”, finalizó Nicolás Avellaneda.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com