Indignante

Policías intentaron parar un partido de fútbol ilegal y los apedrearon

Sucedió en barrio Unión. Uno de los efectivos fue internado y operado por sufrir “hundimiento de cráneo”.

En una canchita de barrio Unión, 22 jugadores disputaban un encuentro de fútbol. El partido era ilegal: violaba las normas establecidas en la lucha contra la propagación de la pandemia.

Algunas vecinas llamaron al 911 indignadas por ese exceso de pasión por el esférico. Los policías acudieron y, al tratar de despegar la cancha, fueron apedreados. Uno de los efectivos debió ser intervenido quirúrgicamente tras sufrir “hundimiento de cráneo”.

Los policías llegaron a la cancha a las 16.21. El sol todavía brillaba y daba calor, en una tarde casi primaveral y, además de los 11 jugadores de cada equipo había unas 200 personas presenciando el partido. Hinchas que gritaban goles e insultaban adversarios y al improvisado árbitro.

Como eran tantos, los primeros policías que llegaron al lugar pidieron refuerzos. El primer despeje, según informan desde la policía, se hizo sin inconvenientes.  Hinchas y jugadores se fueron. Pero  una hora después ingresaron nuevos reportes  al 911 sobre la misma situación: el esférico había vuelto a la cancha.  El segundo intento de despeje salió mal: los efectivos fueron apedreados  por  un grupo numeroso de personas.

Uno de los policías logró pedir apoyo radial, para luego intentar refugiarse en el Puesto Policial Unión.  Cuando llegaron los refuerzos, los hinchas se fueron. En el lugar se encontraban tres policías heridos,  dos de ellos con graves lesiones, uno debió ser intervenido quirúrgicamente por hundimiento de cráneo y el segundo con una fractura de miembro superior. Ambos internados en un sanatorio privado. El tercer policía sufrió golpes varios y fue dado de alta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Gaceta Salta