Policiales

Policías evitaron la muerte de otro bebe

El accidente ocurrió en una vivienda ubicada en la ruta nacional 86, kilómetro 6.

 

Una angustiante situación vivió ayer una familia de Tartagal cuando un niño de un año cayó a un pozo de unos cuatro metros de profundidad. Fue cerca de las 18 cuando llamaron al 911 y Policías acudieron al domicilio sobre la ruta nacional 86.

 

Allí fue que después de arduos esfuerzos lograron rescatarlo y asistirlo ya que el pequeño presentaba lesiones en la cabeza.

 

El niño fue trasladado al hospital de la zona donde permanece en observación y se encuentra en buen estado de salud.

 

Los hechos ocurrieron casi de manera simultánea al rescate de un niño en Salta que no tenía signos vitales.