Piden acelerar una causa por un supuesto abuso sexual infantil

Una madre acusó a la maestra de nivel inicial y referente de la lucha salarial Cecilia Gómez. La docente dice que fue ella la que advirtió sobre conductas que le llamaron la atención.

Las denuncias por abuso sexual a cinco alumnos de un jardín de infantes impulsaron una de las causas que se siguen tramitando en estos días, pese a la feria judicial de enero. Los padres apuntan contra la maestra Cecilia Gómez, quien rechaza la acusación y asegura que fue ella la primera en alertar a los directores y a los padres sobre conductas de los chicos que podrían relacionarse con un «juego» de connotación sexual.

Gómez en los últimos años fue una figura importante relacionada con la lucha salarial de los docentes y candidata a gobernadora del MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores). En 2019 renunció a ese partido por considerar que las autoridades nacionales estaban encubriendo a un militante acusado de abuso sexual, en medio de una fuerte interna institucional.

«Ella dice que los abusos vienen de la casa, pero son cinco las denuncias en contra de ella. Es obvio que los abusos vienen de su parte y nosotras no estamos en política, como comenta. Nadie nos está pagando», dijo a este medio la madre de uno de los niños, que hizo la denuncia el 25 de noviembre de 2019 y pidió más celeridad en la investigación.

En la presentación, la madre describió que el sábado 23 de noviembre de 2019, alrededor de las dos de la madrugada, su hijo le habló de un juego que supuestamente se jugaba en el jardín, y le dijo que «la señorita» le había tocado partes íntimas. Aseguró que cuando le preguntó por qué no se lo había contado antes, el niño respondió que la maestra le había dicho «que no tenía que contarle a la mamá».

«Nos habíamos quedado viendo películas. Estábamos viendo fotos del grupo de jardín y mi hijo me señaló a las nenas. Me dijo que ellas eran las que jugaban al «Toca-toca», describió la madre. La mujer expresó: «Quiero que escuchen a mi hijo y lo protejan».

La madre reconoció que un mes antes de que ella radicara la denuncia la docente la citó para informarle que los niños estaban jugando a un juego que llamaban «Toca-toca», que suponía tocarse los genitales. También que la docente le sugirió llevarlo a un psicólogo.

«Cuando lo atendieron, le preguntaron si la señorita lo tocaba y el dijo que no. Entonces yo me había quedado tranquila. Yo confiaba en la señorita, hasta que después mi hijo me contó lo peor e hice la denuncia», describió la madre.

La mujer agregó que, al día siguiente de hacer la denuncia, fue a hablar con Cecilia Gómez. «Me negó todo. Le fui a decir que mi hijo no iba porque me había contado que ella le tocaba la cola y ella me contestó: «No, no, mentira. Es mentira ¿Sabes que? Mejor andate mami’. Eso fue todo», aseguró.

En circuito cerrado

Desde el Ministerio Público Fiscal de Salta informaron a ese medio que durante la feria judicial de enero está interviniendo de forma interina en la causa el fiscal Rodrigo González Miralpeix.

«A partir de las denuncias se iniciaron actuaciones preliminares en esta causa. Está habilitada en feria. Se están desarrollando distintas medidas, previas a la acusación de la señora, que serían la recepción de testimonios, incluso de los supuestos damnificados», comunicaron.

Desde el Ministerio Público acotaron que las declaraciones se toman en circuito cerrado, es decir, con cámaras y que la causa esta «en pleno trámite».

Detallaron que si se reúnen los elementos necesarios la fiscalía determinará oportunamente la imputación de la docente acusada.

La madre de uno de los niños sostuvo que hay cinco denuncias y dos casos más en los que los padres no se animan a hablar.

La fecha para que su hijo contara lo ocurrido en cámara Gesell era el 9 de enero, pero el trámite no se concretó. «No se la quisieron hacer porque él habla mal. Eso me dijo la psicóloga de Ciudad Judicial. Tengo que esperar que me llegue otra citación para pericias. Mi hijo tiene dislexia y no se expresa muy bien», señaló.

El lunes pasado, las madres que denunciaron abusos hacia sus hijos por parte de Cecilia Gómez se reunieron para manifestarse en la calle.

«Nos convocamos porque no sabemos qué es lo que está reteniendo la causa. Cuando vamos a Ciudad Judicial nos dicen: «Sí, ya está avanzando. No te preocupes'», declaró la mujer. «Creemos que ella les empezó a hacer esos juegos. Esto viene de hace mucho», opinó.

“Ella denunció ante la directora y la supervisora”
Pablo del Pino, abogado de la docente Cecilia Gómez, rechazó las acusaciones de abuso sexual de los padres y dijo que, en cambio, fue la maestra la que advirtió a las familias y a los directivos de la escuela sobre el cambio de conducta de los niños y sobre un “juego” de connotación sexual.

Sostuvo que la Justicia ha ordenado cinco cámaras Gesell: cuatro para enero y una para febrero.

Del Pino aseguró que, para el hijo de la mujer que acusó a Cecilia Gómez después de ver fotos del jardín con su hijo, ya hubo una cámara Gesell y que no se pudo corroborar “absolutamente nada” de lo que la madre relató. Agregó que el niño tiene dificultades en el habla y no pudieron tomarle el testimonio.

“A partir del trabajo que vino realizando en 2019 con sus alumnos y alumnas, empezó a observar, pasando mitad de año, un juego, algunas actitudes que más bien tenían que ver con juegos impuestos desde afuera, que no se habían creado dentro del ámbito escolar y que involucraban diferentes reglas. Por eso mismo ella, al tener la sospecha de que se trataba de un juego de adultos que tiene la regla de que se debe mantener en secreto y que involucra también alguna connotación sexual, denunció ante la directora y la supervisora. Dejó constancia en las actas y llamó a una reunión con los padres”, manifestó el letrado.

Del Pino agregó que Cecilia Gómez les habló a los padres sobre este juego, que se llamaba “Toca-toca”. “El hecho que tenga un nombre, ya también involucra esa creación externa”, señaló. “Su interés principal es que se investigue la verdad. Fue la primera en denunciar estas conductas y por eso se asombró con la denuncia de los padres”, recalcó.

Del Pino resaltó que el celular y la computadora de la docente fueron puestos a disposición de la Justicia pero que no se ordenaron pericias. “Eso es algo que sorprende. Solicitamos diferentes medidas a las que no se hizo lugar todavía, como informes socioambientales, pedidos de explicaciones de parte de la psicóloga y algunas otras repreguntas que eran muy necesarias en la segunda cámara Gesell, porque se estaba investigando un hecho de abuso a una niña”, planteó el defensor.

Solicitan que se allane la escuela
El abogado de Cecilia Gómez, Pablo del Pino, destacó que la docente se presentó ante la Justicia para ponerse a disposición, pese a no haber sido citada, y la definió como una persona fuerte.

“Tiene el apoyo de su familia, amigos y gran parte de la comunidad educativa por su experiencia y por todo el trabajo que vino desarrollando desde siempre con niños, primero de 5 años y luego de 4”.

El defensor de Cecilia Gómez aseguró: “Tenemos la tranquilidad de que no existe nada en contra que amerite de ninguna manera primero una imputación y, menos aún, una privación de la libertad”.

“No habiendo sido citada, ya se presentó y ya solicitamos una audiencia en base a una figura que se llama presentación espontánea, en la que ya nos pusimos a disposición de la Justicia. Solicitamos medidas, incluso el allanamiento del establecimiento, para que se secuestren y periten todos los dispositivos y tablets que hay, porque una denuncia se trata de que supuestamente se la habría estado filmando. Solicitamos todo eso y al día de hoy todavía no se hizo nada de eso”, expresó.

“Nosotros tenemos la preocupación y también la voluntad de que se descubra la verdad real de las cosas”, insistió Pablo del Pino.

Fuente: ElTribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com