Pese a la cuarentena estricta, algunos comercios de Salta abrieron y hubo protestas

El movimiento en el centro se redujo, sin embargo hubo comerciantes que decidieron trabajar a puertas abiertas. Pymes y trabajadores de turismo salieron a reclamar una ayuda económica.

Después de seis meses de declararse la pandemia en Argentina, y tras varias idas y vueltas en las flexibilizaciones de la cuarentena, Salta volvió a la fase del aislamiento social preventivo y obligatorio para evitar que sigan aumentando los contagios de coronavirus que ya pusieron en jaque al sistema sanitario.

Pese a las restricciones del Gobierno provincial, el cual estableció el cierre por 14 días de comercios, gimnasios y locales gastronómicos, algunos negocios del microcentro salteño decidieron levantar las persianas. Decididos a seguir trabajando para palear de alguna manera las pérdidas económicas y pagar las obligaciones tributarias y laborales, algunos comerciantes abrieron las puertas a riesgo de ser multados.

Sin embargo, el movimiento peatonal fue escaso, probablemente porque los bancos no tuvieron atención presencial (esto será así hasta el próximo lunes), generando poca circulación de gente en el microcentro.

Otros comerciantes y trabajadores de turismo salieron a protestar en caravana por las calles de Salta, ya que no vieron con agrado las últimas medidas adoptadas por el Gobierno. Reclamaron asistencia económica y previsibilidad para afrontar la crisis generada por la pandemia.

Fuente: LaGaceta