Policiales

Para Mazzone, no hubo delito y no se puede criminalizar la pobreza

El abogado defensor de “Chicho” Mazzone, René Gómez, consideró que no hubo delito y que el exintendente de El Bordo no incurrió en corrupción de menores porque las jóvenes estaban en ropa interior porque no tenían plata para comprarse mallas.

Ayer y después de reiteradas postergaciones, finalmente comenzó el juicio contra el exintendente de El Bordo, Rosario «Chicho» Mazzone, por la posible comisión del delito de «corrupción de menores». La causa comenzó hace dos años cuando se difundieron fotografías en las que se ve al dirigente justicialista en ropa interior junto a menores de edad en una finca de su propiedad.

En las fotos se observa a tres mujeres- dos de ellas de 17 años y la restante de 18- en ropa interior, en distintos sectores de la casa como la cocina y el baño, y en compañía de Mazzone, a quien se lo ve con una caja de vino. Según el documento elaborado por la fiscalía, cinco mujeres de entre 15 y 18 años reconocieron haber estado presentes en la fiesta, aunque no todas salen en las fotos, pero están citadas para declarar esta semana.

La audiencia de debate arrancó cerca de las 9 y continuará hoy desde las 8.30. Aunque tanto “Chicho” Mazzone, como los otros dos acusados, Manuel Santiago Amador y Eliseo Elías Valdez, decidieron abstenerse de declarar, el abogado del exjefe comunal, René Gómez, sí habló y adelantó la estrategia de defensa.

“No hubo corrupción de menores. Corrupción es ver la televisión o a esas chicas que muestran los pechos en la playa”, afirmó el letrado y aseguró que “las menores estaban en ropa interior porque se estaban bañando y no tenían plata para las mallas”. “No se puede juzgar a una persona por ser pobre y no tener una malla”, consideró el Dr. Gómez.

De esta manera, el exprocurador de la Provincia adelantó que desestimará la acusación y concentrará la estrategia en demostrar que no hubo una fiesta sexual y que su defendido no mantuvo relaciones con las menores, ya que éstas se refrescaron en una pileta distinta a la que empleó “Chicho”.

Sin embargo y pese a toda la experiencia que acumula el abogado, olvidó que en la presentación del juicio, los representantes del Ministerio Público mostraron fotografías que demostrarían todo lo contrario. No sólo se observa a las menores en la pileta sino por distintas partes de la propiedad de Mazzone. Esas imágenes servirán para que la fiscalía apuntale la acusación de que durante la reunión se dieron situaciones de contenido erótico compatibles con la conducta penalmente prohibida conocida como corrupción de menores, que implica cualquier acto que distorsione o altere la maduración sexual de las personas de baja edad.

Fuente: Fm899

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com