Un nuevo ciclo de juegos de preguntas y respuestas desembarcó en la noche del miércoles en la Televisión pública con la conducción de Julián Weich. «El Punto Rojo», es una nueva propuesta que se inscribe en una dinámica tradicional, con algunos detalles que marcan diferencia, al contemplar a ocho concursantes, quienes precisan responder tres rondas de preguntas para avanzar -luces mediante- hasta una suerte de tierra prometida, el punto rojo.

Los afortunados capaces de alcanzar la zona, se eliminan entre sí, al apelar a distintos recursos, como redireccionar una pregunta difícil hacia algún contrincante de quien precisen deshacerse hasta que permanezca un único finalista para acceder a la recompensa final de 100 mil pesos.

En este primer programa, el participante solo logró ganar 7.500 pesos. En materia de rating, durante su hora de emisión tocó picos de más de 3 puntos, logrando superar ampliamente las expectativas de la producción y el canal.

«Creo que hoy en día es difícil sorprender al público. En la época de Sorpresa y media, por ejemplo, buscamos formatos nuevos porque no estaba todo tan globalizado. Con la aparición del cable, donde hay mucha diversidad de programas, es cada vez más difícil sorprender al televidente con un formato nuevo. Hoy el televidente elige qué programa ver y cuándo. Por eso, la TV abierta bajó 10 puntos. Ya no existen los programas de 20 o 30 puntos de rating», había manifestado Julián Weich.