Dengue en el norte de la provincia

Mutaciones en el virus del dengue

Los síntomas serían más severos, provocando problemas hepáticos. Los médicos piden a la población continuar con las precauciones y no bajar la guardia.

A pesar del cambio de estación, el mosquito transmisor del dengue -y de otras patologías como zika y chikungunya y también de la fiebre amarilla- el Aedes aegypti sigue presente en los hogares de Tartagal, y por ende el virus sigue provocando que haya pacientes sospechosos de padecer esas enfermedades.

Ese detalle -la permanencia del vector a pesar del descenso de la temperatura- pero también los síntomas muchos más severos en los enfermos de dengue, hacen sospechar de dos situaciones, una más preocupante que la otra: o que el mosquito y las larvas se hicieron resistentes a los insecticidas y a todos los elementos que se utilizan para eliminarlos; o que el virus ha mutado, lo que provoca cuadros mucho más graves en los enfermos.

Semanas atrás en la zona comenzó a correr un trascendido de que el primero en detectar esas novedades para nada alentadoras con relación al dengue había sido un profesional médico de Aguaray.

Al ser consultado sobre este punto, el gerente general del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, el médico José Fernández, le explicó a El Tribuno de qué podría tratarse esta mutación que hace que los pacientes presenten un estado general mucho peor al que solían padecer en brotes anteriores. En ese sentido el profesional precisó que «nosotros habíamos notado y nos llamó mucho la atención que a pesar del descenso de la temperatura seguimos teniendo casos sospechosos, y que pese a la baja circulación del mosquito se siguen presentando casos de dengue, si bien en un número inferior, pero siguen llegando pacientes con la sintomatología, lo cual nos da a entender que tanto el vector como el virus siguen en circulación».

Fernández consideró que «ante esta situación hay que comenzar a investigar qué tipo de virus tenemos, porque es muy llamativo que pese al tiempo que ha pasado desde el inicio del brote los casos sigan apareciendo. Esto nos hace pensar en dos posibilidades: o el mosquito tiene resistencia a los insecticidas que se utilizan para combatirlo o el virus está presentando alguna mutación que complica los cuadros».

Estudio entomológico

En esa línea, el gerente del hospital Perón graficó que «la investigación debe correr por cuenta de los laboratorios de entomología de control de vectores, como también de los laboratorios centrales que dependen del Ministerio de la nación. Por el momento es aventurado afirmar o descartar algo, pero nosotros ya hemos informado esta novedad apenas tuvimos esas primeras sospechas, más precisamente se lo hicimos conocer al Dr. Campos, del área de epidemiología de la provincia pero no son estudios de resultados inmediatos sino que llevarán su tiempo».

Al referirse a los nuevos síntomas que presentan los pacientes, Fernández explicó que «lo que notamos es que en los estudios de laboratorio que se les hace a los pacientes, independientemente del número de plaquetas bajas, había una afectación de tipo hepática, reversible porque no quedan secuelas, pero evidentemente son detalles que se deben investigar. Los síntomas en este brote han sido más contundentes porque si bien antes presentaban fiebre o dolores en todo el cuerpo, al hacer reposo esos síntomas disminuían. Pero en esta oportunidad hay dolores abdominales, ese toque hepático y otros síntomas que al menos a nosotros nos hacen conjeturar que algo debe estar sucediendo con el virus».

«No queremos hacer conclusiones de ningún tipo porque sería aventurado, porque eso le corresponderá determinar a los laboratorios de investigación», aseguró el médico.

Las nuevas designaciones

Con relación a las designaciones de nuevos profesionales para el nosocomio de cabecera del departamento San Martín, el gerente general del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, que había sido anunciada el pasado 1 de mayo por el gobernador de la provincia cuando sorpresivamente llegó a Tartagal, precisó que «de las 27 nuevas designaciones nosotros tenemos designados tres médicos, dos bioquímicos y siete agentes sanitarios, y están todos en funciones; el resto fueron para General Mosconi y Orán».

Fernández precisó que «de los tres médicos designados, dos ya estaban trabajando en este hospital con el sistema de monotributo y ahora fueron contratados por Salud Pública de la Provincia en forma temporaria; el tercer profesional médico es una nueva incorporación, por tanto tenemos esos tres nuevos clínicos, dos de los cuales tienen orientación en cardiología y el tercero en terapia intensiva; nos quedaría para la planta de médicos la incorporación de una pediatra más”.

Con relación a los agentes sanitarios, Fernández explicó que “solo uno estaba trabajando bajo un programa nacional, en tanto el resto son nuevas incorporaciones; a ellos se suman dos bioquímicos, quienes trabajaban para el hospital en forma esporádica pero que ahora ya se suman a la planta de personal”.

Pacientes febriles eruptivos

El legislador por San Martín y médico, Manuel Pailler, precisó que en su consultorio en el sector privado “sigo recibiendo pacientes febriles, por tanto esa esperanza que tenía la población de que con la llegada del frío había que despreocuparse del dengue es erróneo; no tenemos que bajar la guardia”.

Pailler quien había presentado en abril pasado un proyecto para que en los departamentos del norte se declare la emergencia sanitaria por dengue denunció que “se sigue haciendo una negación de la situación, al punto que a los médicos de MAS Salud (el sistema que otorga las licencias al personal estatal de la provincia) le prohibieron que en los certificados médicos utilicen el término dengue. Tienen que poner paciente febril eruptivo”, refirió Pailler y explicó que “los casos graves que necesitan transfusión de plaquetas no pueden tratarse en Tartagal por eso son derivados a la ciu dad de Salta”.

Se notificaron 1.435 casos de dengue

Salud Pública presentó los resultados de la vigilancia epidemiológica 2018/2019. La coordinadora de Epidemiología del Ministerio de Salud Púbica, Griselda Rangeón, junto a su equipo, presentó los resultados de la vigilancia del síndrome febril agudo (SFA) que comenzó en octubre del año pasado.

Se dieron a conocer los casos notificados de dengue, las zonas donde se presentaron, cómo se trabajó al respecto entre Provincia, Nación y los municipios, entre otros temas vinculados.

“Desde octubre a la fecha, se notificaron 4.745 cuadros febriles de toda la provincia, de los cuales se confirmaron por laboratorio o nexo 1.435 casos de dengue; no se registran casos de zika ni de chinkungunya”, informó Paula Herrera, responsable del programa Sala de Situación.

La mayor cantidad de casos se presentó en el norte provincial, en los municipios de Orán, Tartagal, Aguaray, Pichanal, Morillo, Salvador Mazza y Embarcación; también se dieron casos en Colonia Santa Rosa, Santa Victoria Este, Rivadavia, Las Lajitas, Joaquín V. González, EL Quebrachal, El Galpón, Metán, General Güemes, General Mosconi, Hipólito Yrigoyen y La Unión.

Además, se recordó que el sistema de notificación de reporte de pacientes sospechosos con síndrome febril es obligatorio, diario y sostenido.

Al ingresar el paciente al sistema se activa el mecanismo de bloqueo, a partir del cual se notifica al equipo de salud local y provincial, a la coordinación de Control de Vectores de la Nación y al Municipio para llevar adelante las acciones simultáneas e inmediatas de control focal para evitar la proliferación del mosquito.

Fuente: El Tribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com