Deportes

Finalmente se va Bauza, te contamos cuando y quien lo podría reemplazar

"Va a pasar lo que dice su contrato, que llega hasta 2018. Jorge es una referencia en el fútbol en Argentina, como son Cholo Simeone o Bielsa y siempre suena. Pero creo que, al final, va a seguir aquí", expresó el Director Deportivo más exitoso de España.

Mientras en la AFA se resuelve la situación de Edgardo Bauza y todas las miradas se posan sobre el viaje que hará Claudio Chiqui Tapia a España con Jorge Sampaoli como el gran candidato para ponerse el buzo de DT de la Selección, desde Sevilla llegaron voces sorpresivas. El Director General Deportivo del Sevilla, Ramón Monchi Rodríguez, afirmó que «en lo de Sampaoli hay mucho ruido y pocas nueces», y confió en que «se va a quedar a cumplir su contrato hasta el 2018».

«Va a pasar lo que dice su contrato, que llega hasta 2018. Jorge es una referencia en el fútbol en Argentina, como son Cholo Simeone o Bielsa y siempre suena. Pero creo que, al final, va a seguir aquí», expresó el Director Deportivo más exitoso de España en una entrevista publicada por el diario Estadio Deportivo de Sevilla.

«Se está hablando de su Selección y de su país, y Sampaoli es gente muy vinculada a su tierra. Él es ambicioso y lo que transmite es ambición», reflexionó Monchi, a quien lo vinculan con la Roma para la próxima temporada, después de anunciar que dejará el club andaluz tras 17 años.

Pero el gran arquitecto del Sevilla no sólo se refirió al presente y al futuro para marcar su postura. También recordó que la AFA ya mantuvo conversaciones con Sampaoli antes de contratar a Bauza tras la salida de Gerardo Martino en 2016: «La conversación en el hotel fue muy sencilla y le dije: ‘Haz lo que creas conveniente, que yo te voy a apoyar. No te va a atar un contrato ni una cláusula’. No soy partidario de retener alguien por su cláusula. Distinto es un jugador, pero tener contra su voluntad a un entrenador que lleva diez o quince días en el club no tenía sentido. Sampaoli lo entendió y a partir de ahí me di cuenta de que no se iba. Nunca lo vi fuera. Esos diez minutos me demostraron que iba a seguir».