Salta

Microfinanza inclusiva para emprendimientos sociales

El programa fue creado por el Gobierno provincial a través de decreto y funcionará en el ámbito del Ministerio de Economía.

El Gobierno salteño resolvió crear un Programa de Finanzas Inclusivas, con el objeto de brindar asistencia crediticia a instituciones de microfinanzas del sector privado y para que estas tengan a su cargo el financiamiento de emprendimientos de la economía social de la provincia.

Los sectores de menores recursos generalmente están excluidos de los préstamos y con las finanzas inclusivas pueden solventar distintas actividades.

El programa dispuesto por el Gobierno salteño funcionará en ámbito del Ministerio de Economía, según se dispuso a través del Decreto 429 publicado en el Boletín Oficial.

Con este instrumento se propicia brindar asistencia crediticia a instituciones del sector privado que desarrollen actividades de microcrédito -prestadores de servicios-, como así también contribuir con la asignación de recursos que les permita mantener capacidad para cubrir los costos de operación y de provisión de los fondos.

El Gobierno provincial considera necesario el fortalecimiento institucional de organizaciones de la sociedad civil que colaboran en el cumplimiento de las políticas sociales. “La cohesión social es fundamental para que nuestra sociedad prospere económicamente y para que el desarrollo sea sustentable”, se señala.

En los considerandos del decreto también se tiene en cuenta que en el sector privado existen instituciones que desarrollan actividades de microfinanzas, “a las cuales el Estado puede apoyar activamente, promoviendo su fortalecimiento, expansión y especialización”.

“Los servicios microfinancieros mejoran el nivel y calidad de vida de las personas, al proporcionarles la financiación necesaria para iniciar, impulsar o expandir sus actividades, ya sean comerciales, productivas o sociales, generando, entre otras cosas, un aumento en sus ingresos, el cual puede traducirse en una mejor salud y nutrición, así como la capacidad de planificar el futuro del hogar”, expresa.

Entiende que resulta procedente implementar el Programa de Finanzas Inclusivas con la finalidad de brindar apoyo crediticio a instituciones del sector privado que persiguen un fin social, y que para dicho objeto han elegido como estrategia desarrollar programas de microcrédito.

Sobre el financiamiento del programa, el decreto señala que podrá integrarse con las asignaciones presupuestarias que se establezcan, con aportes de organismos internacionales u otros, donaciones o legados de entidades provinciales y nacionales.