Bajon

Médicos del hospital Del Milagro critican «la improvisación» del COE»

Desde la Asociación Médica de Salta recuerdan que desde abril vienen luchando por el acondicionamiento del hospital. Resaltan el profesionalismo del personal, pero aseguran que está sobrecargado de trabajo.

Luego del “problema técnico” en la detección de falsos positivo, el laboratorio de referencia provincial del hospital Señor del Milagro quedó en el centro de la polémica. Según el titular de la Asociación Médica de Salta esto pasó por falta de infraestructura y saturación de trabajo.

“Lo que pasó es parte de toda la improvisación que se hizo con incapaces”, señaló el doctor Ojeda García, referente de Asociación Médica de Salta que, desde principio de la cuarentena, viene reclamando mejores condiciones de trabajo en el hospital.

“Desde el 20 de abril que venimos luchando, tanto con la gerencia como con todo su equipo, pertenecientes al COE, para acondicionar el hospital y recién ayer se habló sobre un plan de contingencia para no mezclar pacientes de COVID-19”, comentó el titular de la Asociación Sindical Médica de Salta, Héctor Ojeda García, a LA GACETA.

Asimismo, señaló que desde el principio se hizo todo mal porque se mezclaban a los pacientes con el “famoso circuito” que según el doctor fue un “espanto”, y que con el nuevo conteiner que pusieron para asistir a los posibles casos va a pasar lo mismo porque al estar cerca de un cajero, que está afuera del hospital, las personas que vayan a cobrar podrían volver a su casa con el virus.

Reclamó por los elementos de bioseguridad, que no solo se trata de contar con barbijos o ambos, sino que además necesitan una buena infraestructura para hacer un trabajo eficaz y aclaró que es evidente que están en riesgo.

Agregó que los médicos que trabajan en el hospital son profesionales calificados y que, así como trabajan en el hospital público lo hacen en instituciones privadas donde ahora se están haciendo los estudios. Remarcó que los insumos que tienen no son los adecuados y además dijo que no cuentan con los insumos para realizar los análisis de HIV.

También reclamó por los elementos de bioseguridad, que no solo se trata de contar con barbijos o ambos, sino que además necesitan una buena infraestructura para hacer un trabajo eficaz y aclaró que es evidente que están en riesgo.

En relación a las horas de trabajo subrayó que los médicos están realizando una tarea intensa y más en este periodo donde las infecciones crecen y la demanda aumenta.

“Estamos sobrecargados porque se redujo el equipo para preservar parte del personal. Pero donde hay más problema es en enfermería porque muchos se jubilaron y no fueron reemplazados hasta el momento y a los enfermeros que contrataron los están negreando. Seguimos insistiendo un cambio de gestión”, concluyó.

Fuente: La Gaceta