Espectáculos

Matías Alé rompió el silencio luego de su internación

Primeras declaraciones. El actor, que salió de alta la semana pasada tras sufrir un brote psicótico, habló con Intrusos.

El estado de Matías Alé mejora día tras día. El actor, que sufrió un brote psicótico a principios de noviembre, estuvo 41 días internado en la Clínica Avril. Obtuvo el alta la semana pasada, pero guardó silencio al abandonar el lugar junto a su novia, suegra y abogado. Hasta hoy, que habló con Pablo Layus en una entrevista exclusiva para Intrusos(América, a las 13).

«Jorgito querido. Hola, ¿cómo estás? Pronto ya voy a poder sentarme y contarte todo lo que me pasó. Estoy muy bien. Por ahora los médicos no me dejan hablar mucho. Te agradezco mucho a vos y a todo el equipo. Te mando un abrazo enorme de parte mía y un beso de parte de María», fueron las primeras palabras de Alé luego de sus problemas de salud.

El periodista de Intrusos lo encontró caminando por Palermo, y aprovechó para hacerle una nota. «En breve estaré visitándote, Jorge. Prometo estar sentado hablando de todo lo que estos días tuve que vivir», aseguró Matías, quien remarcó más de una vez que si aún no contó nada de lo que le sucedió fue porque no tiene la autorización médica para hacerlo.

Alé había sido internado el 3 de noviembre pasado, víctima de una crisis nerviosa, en el Sanatorio de La Trinidad, en Palermo. Una vez que se estableció que estaba padeciendo un brote psicótico, fue trasladado a la clínica psiquiátrica Avril, donde estuvieron también internados famosos como Charly García o Diego Maradona.

En el episodio intervino la policía, que llegó a las 5 de la madrugada al departamento que Alé compartía con María del Mar Cuello Molar en Las Cañitas. Según el acta policial, Alé, de 37 años, agredió a Nancy Molar, su suegra, y a María del Mar, con quien se había casado el 1° de octubre.

María del Mar, una cordobesa de 23 años que conoció a Alé en Villa Carlos Paz mientras trabajaba como promotora, contó que su flamante marido «sentía una presencia maligna» en la casa y que intentaba protegerla mudándose todo el tiempo. Además, contó que antes de la boda había tenido otros episodios pero aclaró que «jamás fue violento» con ella, aunque sí afirmó que era muy celoso y que sentía que cualquiera que se acercara a ella era para intentar «seducirla».

Ella también reveló que estos episodios empezaron en septiembre: «Tuvo un brote en Carlos Paz y le pidió por favor a su mejor amigo Luciano que lo llevara a Córdoba para verme a mí. Estuvo 20 días en La Posada con psicólogo y psiquiatra las 24 horas del día. No queríamos que se supiera». Y completó: «Matías cambió cuando anunciamos el casamiento. En su delirio decía que estaba embarazada y que yo no lo sabía. Cuando dijo que estaba embarazada él ya estaba mal y lo desmintió porque recuperó la lucidez y se dio cuenta que había metido la pata» .

 

Fuente: Clarin

Video: America

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com