Argentina

Martín Lousteau contra viento y marea en CABA

De no haber una respuesta oficial al pedido de primarias de Cambiemos en la Capital, el ex embajador se prepara para lanzar su candidatura a diputado nacional por ECO y enfrentar a Elisa Carrió y al Pro.

La decisión está tomada y hoy se reduce a dos caminos. Primero, presionar en público al macrismo y la CC para que se constituya Cambiemos en la ciudad y haya primarias en agosto. La segunda alternativa de no haber respuesta oficial al pedido de primarias, es lanzar la candidatura a diputado nacional por ECO y enfrentar a Elisa Carrió y al Pro.

Esta semana Martín Lousteau regresará a Washington para terminar de organizar su mudanza. En un par de semanas volverá a Buenos Aires para meterse de lleno en la batalla electoral. Dirigentes cercanos al ex embajador argentino en EE.UU. visualizan una campaña similar a la de 2015, cuando Lousteau peleó por la jefatura porteña, y consideran que las propuestas vinculadas a la salud y la educación estarán de nuevo en la agenda temática.

El economista utilizó su corta estadía en el país para mostrarse como candidato e insistir en su reclamo para que haya internas en la Capital. Estuvo en el Congreso de la Juventud Radical, en Córdoba, se mostró en la Feria del Libro y concedió decenas de entrevistas. En su raid mediático, repitió como un mantra: Cambiemos debe ser constituido en la ciudad para ampliar la coalición. Sin embargo, el Pro y la CC tienen otra visión. Reiteran en que no habrá primarias en la ciudad y que ECO, el espacio que lidera Lousteau, actúa como oposición en la legislatura porteña. El ex embajador tiene el respaldo de la UCR en la Capital, que encabeza Emiliano Yacobitti, y el socialismo. El presidente del radicalismo, José del Corral, sugirió que debería haber una lista de unidad con Carrió, pero tanto el Pro como Lousteau descartaron esa opción. Ernesto Sanz , uno de los fundadores de la coalición que llegó a la Casa Rosada en 2015, participó del lanzamiento de la agrupación Radicales en Cambiemos, que apuesta a una lista única con integrantes del macrismo, la CC y a UCR y rechaza la postulación del economista, un inorgánico. Yacobitti avisó que si no incluyen a Lousteau no podrían usar el sello de Cambiemos. «Que vayan a la Justicia», desafían desde la CC.

La diputada nacional por la UCR e integrante del interbloque de Cambiemos, Carla Carrizo, cree que el macrismo se resiste a que Lousteau juegue en las PASO dentro del oficialismo porque es un postulante «competitivo». «Nadie discute cuando no hay poder. Lo que ocurre en la Capital es que cuesta encontrar una estrategia de coordinación eficiente porque hay candidatos muy potentes. Está muy bien que estemos discutiendo poder electoral y no debilidad. No es un indicador negativo», apunta a este medio.

Lousteau avisó que se postulará por «afuera» si no lo dejan competir en una interna. En ese eventual escenario, dirigentes cercanos al ex ministro y referentes de ECO visualizan una campaña similar a la de los comicios de 2015. «Si hay una virtud que tiene Martín es la coherencia. Su discurso va a tener mucho que ver con lo que fue la campaña a jefe de gobierno de 2015 y para diputado nacional en 2013. Ya disputó unas PASO y ya estuvo una interna con Carrió», indica Natalia Fidel, legisladora porteña de Suma +.

En aquella contienda de 2013, la jefa de la CC derrotó al economista dentro de la interna del frente amplio UNEN. Respecto del total de los votos de las PASO en la Capital, Carrió obtuvo el 17,24% y Lousteau, 12,78%. Dos años después, compitió como candidato a jefe de gobierno porteño, forzó un ballottage con Horacio Rodríguez Larreta y quedó a pocos puntos de arrebatarle su terruño al Pro.

Roy Cortina, vicepresidente tercero de la Legislatura porteña y referente del Partido Socialista, fue el jefe de campaña de ECO en 2015. El legislador considera que el posible choque entre los ex aliados en los próximos comicios no sería «un hecho dramático» y critica que en el oficialismo lo vean como «una amenaza». «Va a ser una campaña con dos candidatos muy fuertes que tienen un núcleo de coincidencias sobre lo que debe continuar en el país y sobre lo que no hay que volver atrás -señala el socialista-, pero tienen matices y distintas percepciones de la realidad».

Para Cortina, la disputa entre los líderes de ECO y la CC «elevará el nivel de debate en la campaña» y beneficiará a la ciudadanía.

«Entiendo que estamos todos dentro de la misma coalición y defendemos los mismos valores, aunque pongamos un énfasis diferenciado en ciertas políticas concretas. Estamos aportando es mayor representatividad, no menos dentro de la misma coalición», subraya Carrizo.

En ECO sostienen que muchos de los temas, como salud y educación, que Lousteau abordó en la campaña de 2015 para interpelar al Pro estarán de nuevo en la agenda del ex embajador. «Vamos a plantear nuestra visión de la ciudad y por qué pensamos que hay que gobernarla con otros valores y prioridades para tener una sociedad con menos inequidad», anticipa Fidel.

El bloque que responde a Lousteau en la Legislatura porteña está conformado por Fidel, María Inés Gorbea, Marcelo Guouman, Juan Francisco Nosiglia, Hernán Rossi y María Patricia Vischi. Los legisladores participan de reuniones de trabajo con Mariela Coletta, la representante de la fuerza en la Auditoría General de Buenos Aires. Desde ECO aseguraron que en los últimos días coordinaron una estrategia de comunicación para presionar por la interna.

«No nos asusta quién va a ser el contrincante de Martín porque, en principio, va a haber mucho coherencia en términos de lo que se construyó en este tiempo en UNEN y ECO», avisa Fidel.

Apenas confirmó su decisión de competir en la ciudad, Carrió le marcó la cancha a Lousteau, su ex aliado: «No es de Cambiemos», lanzó. En la CC no ocultan su bronca con el ex ministro de Economía. Consideran que está decidido a competir por afuera y que su reclamo para que haya primarias en la ciudad dentro de Cambiemos es una estrategia «de victimización» para capitalizar votos en las urnas. «¿Para qué querés participar de una interna de Cambiemos si no votas nada con el oficialismo? ¿Querés quedarte con el nombre? ¿La CC y el Pro tenemos que ser funcionales a su interés? Hay internas cuando existen matices, pero no podes pedir interna dentro de un oficialismo si te plantas como oposición», advierte una voz de peso dentro de la fuerza que conduce Carrió.

Lo acusan, además, de no respetar lo acordado por la mesa nacional de Cambiemos de que se eviten las internas en distritos gobernados por el oficialismo. «Quedamos afuera en Chaco y no armamos internas para cumplir con la estrategia nacional. Los radicales de Corrientes nos dejaron afuera y no hicimos interna por más que teníamos una dirigente que medía muy bien», resaltan.

En la CC aseguran que Carrió no apuntará sus dardos hacia el ex embajador durante la campaña y creen que el escenario estará copado por la polarización con el kirchnerismo. «Vamos a defender al Presidente. El enemigo no es Lousteau, es Cristina. La campaña se va a nacionalizar y se van a enfrentar dos modelos», avisan.

Carrizo pide lograr en el territorio porteño «una coordinación competitiva entre todos los actores para fortalecer la coalición». «En la ciudad no hay ningún riesgo para la República ni peligro para la gobernabilidad porque Cambiemos está consolidado en la base electoral. Como en 2013 y 2015, el 70 por ciento del electorado tiene preferencia por candidatos de Cambiemos en la Capital», subraya la diputada.

Lousteau confirmó ayer sus ganas de volver a sumar a su frente a la legisladora porteña Graciela Ocaña (Confianza Pública) para los próximos comicios. «Me encantaría que Ocaña vuelva a estar en ECO, es una gran figura de la política argentina», admite Cortina. En Cambiemos también sondean a la ex ministra de Salud como eventual candidata. ¿Otra eventual disputa entre los ex aliados?

En el Frente Renovador, en tanto, miran de reojo los movimientos del ex titular del Palacio de Hacienda. Esperan que defina su situación para analizar un eventual acercamiento en la Capital, donde los principales referentes del massismo son Marco Lavagna y Javier Gentilini.

Fuente: Diario La Nación.

R: M. Moreno