Dolor y conmoción

Marchan para pedir justicia y libertad por el bagayero que mató a su padre tras violar a su hija

La mujer del hombre que se encuentra detenido sostuvo que se defendió del ataque de mi suegro: "Era uno o el otro”.

El sábado, ayer y el próximo viernes familiares y amigos de un hombre de 24 años que está detenido en Orán por haber matado a su padre volverán a marchar para pedir justicia. Se trata de una causa que tiene como víctima a una menor de tres años. En la nueva movilización que llevarán a cabo solicitarán la libertad del joven, quien «se defendió de su padre, era él o mi suegro», dijo su esposa en diálogo con El Tribuno. Padre e hijo mantuvieron una cruenta pelea minutos después que la menor de tres años le contara que su abuelo abusaba de ella.

Hasta el momento marcharon en dos oportunidades, el sábado y ayer, con el objetivo de pedir justicia por la niña de tres años y la libertad del bagayero de 24 años quien en su afán de defenderse de su padre lo terminó matando, es lo que su mujer, familiares y amigos sostienen. Las marchas se realizaron desde la Plata Santa Marta hasta Tribunales en Orán, con pancartas e insignias como «Libertad para mi papá», «Justicia para M…» y otras.

El violento hecho de sangre ocurrió el jueves en horas de la noche, en el barrio 6 de Enero de San Ramón de la Nueva Orán. La madre de la menor y esposa del ahora detenido por el crimen de su padre, en diálogo con El Tribuno sostuvo que era la tercera vez que el sujeto de 72 años -su suegro- «abusaba de mi hijita». Fue la gota que rebalsó el vaso, los padres revisaron a la niña y él no dudó en ir hasta el fondo de la casa donde se encontraba el abuelo abusador.

«Cuando fuimos a reclamarle su padre lo pechó, yo le dije en ese momento «basta negro, vamos porque esto va a terminar mal, vamos a hacer la denuncia'», contó la joven madre y agregó: «Cuando estábamos por salir el hombre fue y empezó a agredir a mi esposo, había ido a buscar un machete. Mi marido estaba arriba de la moto cuando el hombre le tiro un machetazo con todo, dejó la moto a un costado y como no tenía nada en ese momento puso el brazo donde recibió un machetazo y también en otras partes del cuerpo hasta que agarró un palo y se defendió».

La réplica fue tan violenta que el palo terminó impactando en la cabeza del hombre de 72, quien luego perdió la vida. Fue trasladado de urgencia al hospital local pero no hubo forma de salvarlo, mientras el joven de 24 en medio de la desesperación y la incertidumbre se refugió en la casa de su madre, luego se dirigió hasta la comisaría donde dejó asentada su denuncia y terminó detenido y privado de su libertad.

Arrepentido

«Hoy -por ayer- era el día de visitas y lo fui a ver, está muy mal, deprimido. Me dijo que no pensaba que iba a llegar tan lejos, «no lo quería matar gorda’ me dijo varias veces. Llora, la quiere ver a su hija, me dijo que a pesar de todo lo que le hacía su papá era eso, justamente, su padre y no quería matarlo, para nada, quería que la Justicia se encargara de él».

La esposa del hombre detenido no desconoce el nivel de violencia que hubo entre su marido y el suegro, sin embargo «yo lo entiendo, fue un momento de mucha bronca, el hombre sacó un machete y lo atacó, era mi marido o el hombre. Le tiró un machetazo que si lo agarra lo mata».

La joven madre le contó a El Tribuno que la relación entre su esposo y el suegro era «más o menos, el señor era muy agresivo, tomaba mucho y por lo general lo trataba mal a mi marido, a veces a mí también me faltaba el respeto», apuntó. Hace un tiempo las cosas se pusieron mejor y mi suegro nos invitó a vivir con él porque estaba solo, decidimos ir y después de algunas semanas volvió a lo mismo, lo maltrataba mucho al hijo, me faltaba el respeto y encima nos enteramos lo de mi hija». La mujer sostuvo que vivieron junto al hombre fallecido unos siete meses, aproximadamente.

Situación de la menor

A raíz de la detención de su marido la mujer contó que por el momento no puede seguir trabajando, limpia casas particulares, «porque no tengo con quién dejar a la nena». En ese sentido la situación es «desesperante porque mi marido era el sustento prácticamente en la casa y ahora no lo tenemos».

Acerca de la situación de la menor de tres años, quien fue abusada por su abuelo en más de una oportunidad, según lo manifestado por su madre, nadie se acercó a ver su estado ni preguntar cómo se encuentra. Cuando la llevamos para que la vean a mi hija la doctora nos dijo que había sido manoseada, en ese momento le pedí una constancia y me dijo que su informe iba a ir directamente a la Fiscalía».

Una triste situación por donde se la mire, con padres separados por un cruento episodio, una menor que hasta el momento no fue atendida por un especialista y un hombre mayor fallecido.

Fuente: El Tribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com