Argentina

Marcha atrás con el impuesto al vino

Preocupa a los productores. Hoy reunión en Mendoza

Los mendocinos buscarán que se dé marcha atrás con la decisión del impuesto a las bebidas alcohólicas, jugos con azúcar y gaseosas, en tanto que si bien no aseguraron que esto suceda, es posible que se exceptúe de esto a los vinos.

Ni bien se conoció el anteproyecto de reforma tributaria, los diversos sectores afectados comenzaron a hacer escuchar sus quejas. Entre ellos, el sector vitivinícola rechazó enfáticamente el impuesto al vino.

Ante las fuertes reacciones desde el propio oficialismo, trascendió este lunes que el Gobierno planea dar marcha atrás con el impuesto y que esa sería la única excepción que haría, pues no eliminaría el gravamen a los licores, gaseosas, espumantes y jugos con azúcar.

Esta solución surgiría en la reunión que en la jornada de hoy tendrá el Ministro Nicolás Dujovne con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y el sector vitivinícola, donde evaluarán la situación del sector. Cornejo presentó ayer un escrito que hoy analizará junto a los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y titular de Hacienda

Este documento se creó para demostrar que el vino no puede soportar un impuesto y se ha hecho en base a informes del Ministerio de Economía de la provincia, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo y de otras instituciones especialistas en la materia, que sostienen que el vino no es una bebida perjudicial para la salud.

«Llevamos un documento con mucha solvencia técnica, con argumentos muy sólidos. Explica los informes de la Sociedad Cardiológica Argentina, que dan cuenta de que el vino es una bebida saludable, fundamentalmente por los temas del corazón y en lo que hace a la prevención del cáncer», explicó Cornejo.

El gobernador detalló que los 3 ejes principales en los que se basa el informe que presentarán hoy en la Nación apuntan a los beneficios en materia de salud que otorga el beber vino, a la disminución del consumo per cápita durante los últimos años, y la falta de un mercado competitivo que permita vender y exportar cada vez más.

«Estamos trabajando para que el impuesto sea del 0%, mi argumento más fuerte es que el impuesto va a contramano de alentar las inversiones en el sector, nuestros argumentos son sólidos y tenemos la ventaja de tener un Gobierno que escucha», finalizó Cornejo en declaraciones a los medios mendocinos.

Fuente Nuevo Diario