Todo muy raro Mauricio

Macri convirtió la Secretaría de Deportes en una agencia: ¿Es todo un curro?

Por decreto, el presidente realizó la operación sosteniendo que permitirá el ingreso de capitales privados.

En las últimas horas, el presidente Mauricio Macri firmó otro decreto de necesidad y urgencia que generó revuelo, incluso desde antes de que se publicara hoy en el Boletín Oficial. Una vez más, el mandatario eligió saltear al Congreso para convertir a la actual Secretaría de Deportes en una Agencia de Deporte Nacional, con autarquía y autonomía para administrar sus fondos y bienes.

Según lo establece el artículo 1 del decreto, la Agencia «posee plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado y su patrimonio estará constituido por los bienes que se le transfieran en asignación y los que adquiera en el futuro por cualquier título a nombre del Estado Nacional».

Esa facultad del nuevo organismo es la que dio pie al mayor número de críticas. Además, el Presidente podrá avanzar con un DNU sobre varias leyes aprobadas previamente por el Congreso, como la 20.655 (Ley del Deporte), la 24.052 (Comisión Nacional de Automovilismo y Motociclismo Deportivo), la 26.573 (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) y la 27.201 (Ente Nacional de Desarrollo Deportivo).

Quienes se oponen a la iniciativa sostienen que, al quedar habilitada para suscribir convenios con entes privados, la Agencia encaminará al deporte argentino hacia una virtual privatización, explicó en su edición Clarin.com.

Otro de los puntos cuestionados es que la nueva Agencia podrá vender los bienes que poseía la Secretaría. En la larga lista figuran más de 700 hectáreas de tierras fiscales entre los terrenos del CeNARD, en la Ciudad de Buenos Aires; los predios CADeN 1 y 2 y el Estadio Nacional de Béisbol, en Ezeiza; el CeNaDe, en Esteban Echeverría y las locaciones en torno a la Pista Nacional de Remo, en Tigre.

El ex jugador de la Selección de voley, Marcos Milinkovic, calificó como “una locura” la iniciativa de “privatizar el deporte argentino”. Además, advirtió que, entre otras cosas, lo que se busca es “aprobar la venta de espacios públicos”.

“Quieren vender todo lo que nos pertenece: los lugares para practicar deportes y el acceso de todos a las actividades deportivas”, reclamó.

Pero Milinkovic no es es el único que piensa que por detrás de esta iniciativa hay un gran y millonario negocio inmobiliario. El ex futbolista Claudio Morresi, secretario de Deportes durante la gestión kirchnerista, cuestionó vía Twitter el decreto. “Lo único que busca el Gobierno con el deporte es hacer negocios con sus tierras e instalaciones”, disparó.

Desde el Gobierno aseguran que, a partir del nuevo decreto, la Agencia podrá fondearse con capitales privados, producto de alquileres, concesiones, derechos de publicitarios y comercialización de espacios publicitarios.

“La Agencia no va a poder disponer la venta de sus instalaciones. Sólo podrá establecer cánones por el uso de las instalaciones en casos excepcionales, como es el de las visitas de delegaciones extranjeras que usan el CeNARD para entrenar”, fundamentaron fuentes consultadas por Clarin.com.

El argumento desde Casa Rosada para justificar otro DNU de Macri fue similar al que dio por la extinción de dominio: «El Congreso no se puso de acuerdo después de muchos años. Y se necesita esta herramienta para poder garantizar los programas en materia deportiva».

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com