Miami y Madrid

Los puntos más complicados desde donde repatriar a los argentinos varados

El ingreso al país es muy limitado, ya que se permite el arribo de 400 argentinos por Ezeiza y a 500 por los puestos fronterizos.

La situación de los argentinos varados en el exterior es angustiante, tanto para ellos como para sus familiares. La tema se torna aún más complejo por dos factores. Primero por la ampliación de las restricciones para el retorno, y segundo porque muchos se hallan en zonas de alto riesgo, con recursos cada vez más escasos.

Sobre estos puntos se explayó el canciller Felipe Solá, durante una reunión virtual con los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, de la Cámara de Diputados de la Nación.
En su introducción, Solá aclaró que la pandemia ocupa el 90% de la atención de la Cancillería y señaló que todos los consulados a partir del 12 de marzo hicieron una lista de argentinos que querían volver al país. La misma se confeccionó -según explicó- de acuerdo a la fecha de los pasajes. Y aclaró, que esa lista solo podía ser alterada por una situación de vulnerabilidad física, edad, tratamientos médicos, etc.

El canciller recordó que entre los argentinos en el exterior se encuentran “quienes estaban de vacaciones, los estaban trabajando y se quedaron sin trabajo, entre otros. Están también los que salieron después de las medidas dispuestas la noche del 12, y son los que generaron muchas críticas».
La diputada Karina Banfi se hizo eco de la preocupación de los argentinos que ya cuentan con un pasaje de regreso, pero que necesitan conocer el cronograma de retorno que tiene el país. Dijo, además, que todos son concientes de la situación, pero que al extenderse el tiempo de las restricciones genera un estado de desesperación en los que necesitan regresar a sus casas.

La legisladora Soher El Sukaria, hizo también hincapié en ese punto y agregó: “Es difícil para todos transitar este momento, pero aún más para los que tienen a sus familiares fuera del país y no poder darles una respuesta de cuándo podrán regresar al país. Muchos salieron por temas de salud, trabajo y necesitan regresar, porque se les están acabando los ahorros”. Planteó también si sería posible habilitar otros aeropuertos internacionales del país, para que Ezeiza no fuera la única vía de recepción de los repatriados.

De 50 vuelos a 300 pasajeros por día
En cuanto a las repatriaciones, el canciller señaló que vuelto al país entre 60 y 70 mil personas después del 17 de marzo, en los vuelos llamados “humanitarios”. Al principio -explicó- llegaron a Ezeiza entre 40 o 50 vuelos por día. Luego el flujo bajó abruptamente, porque el área de Salud junto a la Policía Aeronáutica y Transporte, ajustaron el modelo de recepción por seguridad sanitaria. Se pasó así al ingreso de 300 por día en Ezeiza. Justamente, mientras se desarrollaba esta reunión el jueves entre Felipe Solá y los diputados, se informó que esa cifra se amplió a 400 personas.
El funcionario recordó: “Hemos tenido también ingresos por fronteras terrestres, especialmente desde Brasil. Y tuvimos algunos problemas en la frontera con Mendoza y en la de Jujuy, donde los gobernadores no querían que entraran (por allí)”. Resaltó, que la Cancillería hace un enorme esfuerzo por contener a los varados y por darles una solución.

Serían unos 10.000 los argentinos los varados en el exterior. Solá informó que desde la 0 hora del 17 de marzo hasta el día 31 de ese mismo mes, incluyendo los ingresos vía terrestre, fueron 154.000 los arribos.

Solá puntualizó que son tres vías por las que pueden regresar, por pasajes vendidos por Aerolíneas Argentinas a través en las rutas clásicas. Por líneas internacionales, que en muchos casos no han cumplido con los pasajes vendidos en muchos lugares de Europa, Latinoamérica, Miami o New York, y son ellas las que deciden hacer un vuelo. Y la tercera vía es parcial y son los vuelos chárter, por ejemplo que se hicieron a Cuba o al DF (México), donde hay mucha gente. Otro también se hizo a Cancún.
“Nosotros promovimos unos 25 vuelos hasta ahora desde Cancillería”, resaltó.

“Estafas” de las aerolíneas
Felipe Solá fue contundente: “Las líneas aéreas venden pasajes y después le dicen a la gente, ‘no podemos hacer el viaje porque no me dan entrada’. Eso es mentira. Eso es una estafa que he denunciado. Las líneas arman viajes, venden pasajes y antes de saber si esta lleno o no dicen ‘no podemos viajar’, pero no devuelven pasajes.
Por otra parte, aclaró: “Repatriar es lo que hacen los Hércules, por ejemplo, o cuando Argentina paga un chárter parcial o total. Lo demás no es repatriar, es en realidad gestionar vuelos, es quejarse con cancilleres y líneas aéreas, es dar una pelea constante. Tengamos en cuenta que el interés comercial de las aerolíneas es importante”.

Ecuador, Miami y Madrid
Respecto de los puntos críticos, el canciller destacó el esfuerzo puesto por Cancillería para “sacar a los argentinos diseminados en Latinoamérica. Como Ecuador, por la situación que atraviesa.
En cuanto a Madrid (España), el tema es serio, afirmó. “Porque la palabra Madrid asusta al Ministerio de Salud. Los aviones que vienen lo hacen con gente que no tiene síntomas, ni temperatura, pero algunos manifiestan (luego) síntomas dentro del avión, junto a los otros pasajeros en un ambiente de contagio muy importante”, advirtió.

“Todo avión que viene es un riesgo, por lo que hemos diseñado un protocolo con Salud, con Transporte y diversas áreas. Y se está cumpliendo”, aseguró el canciller argentino.

Los cónsules, por otro lado, aportan la información de todos los argentinos que regresarán, en los que se consigna con quiénes llegaron, de dónde, donde están dispuestos a pasar la cuarentena, si ha tenido síntomas, etc. Esto cambia el criterio, antes era fecha de regreso por vulnerabilidad de la persona, que ahora se mezcla con el criterio de Salud que se basa en quién es más sospechoso que otro, aunque no sea culpable de nada.

De aviones se pagó 1.700.000 dólares

En alusión al planteo sobre un cronograma de vuelos, Cancillería dijo no estar en condiciones de tener uno, ya que éste pertenece a las aerolíneas internacionales que le deben pasajes a los argentinos. “Otra de las limitaciones es el ingreso permitido de solo 300 personas (400 desde el jueves) por día en Ezeiza y 500 en puestos de frontera . No podemos dar un cronograma porque no manejamos los aviones, solo parcialmente los de Aerolíneas Argentina, que tienen su ruta”, resaltó.
El grave problema que existe, según Cancillería, es resolver el tema Europa y en segundo lugar Miami, los demás van a ir fluyendo naturalmente. “El problema central lo tenemos en Madrid y Miami, pero hoy no estoy en condiciones de dar respuestas a esos dos lugares de aglomeración. Madrid está mucho mejor, aunque Miami permanece todavía muy complicado.

En relación al planteo de la diputada El Sukaria, el canciller dijo que no se pueden utilizar los otros aeropuertos internacionales del país, porque los dispositivos de Salud son muy grandes, al igual que los corredores sanitarios. “No se puede hacer esto desde Córdoba o Rosario. Porque los errores se pagan caro. Entonces nos concentramos en Ezeiza”.

Asistencia a los varados
La asistencia a los varados, aseguró Felipe Solá, es constante y existen fondos disponibles. Agregó que el Gobierno no se está limitando en ese sentido. “Ayudamos a los vulnerables, porque están pobres, porque necesitan alimentos, tienen problemas de alojamiento, porque no tiene más plata, porque necesitan medicamentos o por la edad, explicó el canciller.
Puso de relieve, además, a que se gastaron 342.000 dólares, en asistencia. “Los cónsules tienen discrecionalidad para decidir el estado de vulnerabilidad. Pero son ellos los que están en el territorio”, dijo.

Fuente: ElTribuno