Los premios Emmy transmitirán a los candidatos desde sus casas

La gala será sin público pero con los nominados conectados. Se reedita la pelea entre Netflix y HBO.

Está confirmada, pero será atípica. El 20 de septiembre tendrá lugar la ceremonia de entrega de los Emmy, en la que títulos como “Watchmen”, “La maravillosa Sra. Maisel”, “Ozark” o “Succession” parten como grandes favoritos para los premios y se reedita la puja entre las plataformas de streaming (encabezadas por Netflix, con un récord de 160 postulaciones entre todos sus series y películas) y las productoras tradicionales, con HBO como nave insignia con sus 107 nominaciones en total.

Pero los anuncios de los ganadores (y el consiguiente lamento televisado en vivo de los perdedores, con sus caras de circunstancia) estará enmarcado, posiblemente, por la mayor rareza en las más de 70 ediciones que acumulan estos premios, ya que se celebrarán de forma virtual para garantizar así la seguridad sanitaria en tiempos de coronavirus.

Así, apenas unas horas después de conocerse la lista de nominados, los productores del evento junto al maestro de ceremonias de la gala, Jimmy Kimmel, han mandado un comunicado para que los postulantes se preparen en sus casas, o allá donde estén, para “asistir” virtualmente a la ceremonia con transmisión en vivo desde donde se encuentren.

“Estamos encantados y honrados de producir el evento y tenemos la intención no solo de asegurarnos de que no quede comprometido por este momento loco que estamos viviendo, sino de que sea la Gala de los Emmy más memorable que haya tenido lugar. Y que todos pasemos una noche maravillosa”, comienza la carta enviada a los nominados, recogida por la publicación especializada norteamericana Variety.

“Como probablemente hayas adivinado, no vamos a pedirte que vengas al Teatro Microsoft en el centro de Los Ángeles -continúa el comunicado-. Este año seguiremos siendo la noche más grande de la industria de la televisión… ¡Pero iremos nosotros a ti!”.

Por el momento, los detalles sobre cómo se llevará a cabo y se producirá la gala no se han revelado. Pero en la carta enviada a los invitados los productores aseguran que “están reuniendo a un equipo de técnicos, productores y guionistas de primer nivel para trabajar en estrecha colaboración con el presentador y asegurarnos que podamos filmar con usted y sus seres queridos en su hogar o en cualquier otra ubicación”.

Esto quiere decir que los nominados a cada premio conectarán su cámara antes de leerse el resultado, para recoger sus rostros de un modo similar a cuando se anuncian los ganadores en una fiesta normal de premiación. La carta también explica que “están explorando tecnologías más avanzadas para permitir el uso de buenas cámaras y buena iluminación en directo”.

Se espera que el cambio en la transmisión se refleje también en un ambiente más distendido y menos formal, según se prevé. Los candidatos podrán estar acompañados por cuantas personas quieran y también tendrán una mayor libertad a la hora de vestirse en comparación con una exigencia tradicional de tener que desfilar por la alfombra roja.

Actualmente los productores están analizando distintos detalles sobre el desarrollo del evento, incluyendo la opción de avisar a los ganadores de antemano para que estén preparados en el momento de recibir el galardón. “Este es todavía el mayor honor de la televisión y no queremos quitarle importancia a lo que significa estar nominado, y quizás ganar, un Emmy, pero lo vamos a hacer de un modo que sea apropiado para estos momentos (y te garantice una noche memorable)”, concluye la misiva.

La carta enviada a los nominados la firma el propio Kimmel, así como los productores Reggie Hudlin, Ian Stewart, Guy Carrington y David Jammy de la productora de televisión Done+Dusted.

Fuente: LaGaceta