Poder y buenos salarios

Los Jueces de Corte de Salta se quieren «atornillar» en el cargo para no soltar el poder

Finalmente, la Corte de Justicia anunció la conformación especial de un tribunal “ad hoc” para decidir sobre la suerte de la acción popular de inconstitucionalidad interpuesta por una asociación de magistrados contra el artículo 156 de la Constitución provincial.

La resolución señaló que ese tribunal quedará conformado por Ramón Antonio Medina, Guillermo Adriano Polliotto, Rubén Eduardo Arias Nallar, Antonio Omar Silisque, Luis Félix Costas, Adolfo Antonio Figueroa y Pablo Mariño Michel.

Todos los magistrados designados pertenecen al mismo tribunal (el de Impugnación, del orden jurisdiccional penal) y Silisque, Costas y Figueroa tienen la particularidad de estar jubilados, y fueron seleccionados sin previo concurso de idoneidad, sin acuerdo parlamentario, sin decreto gubernamental y sin responsabilidad ante el Jurado de Enjuiciamiento.

“Es un golpe de estado judicial”, consideró el diputado provincial de la Unión Cívica Radical, Héctor Chiban y denunció que el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Catalano, designó a los jueces “a dedo”.

El legislador cuestionó que se busca una reforma constitucional, vía fallo y entendió que la inamovilidad de los jueces de la Corte de Justicia de Salta se debe obtener mediante una reforma constitucional.

“Designaron jueces amigos de Catalano” y “buscaron la inconstitucionalidad mediante un amparo de una asociación de jueces amigos de Catalano”, aseguró el diputado y adelantó que presentarán denuncias contra los jueces que busquen atropellar la Constitución de la Provincia.

“No van a parar hasta conseguir sus ilícitos fines”, subrayó Chiban.