Los católicos radicales están conformes con la incorporación del Olmedo a sus filas

Las últimas horas han sido de pura “rosca” política y la conformación de los Frentes no dejaron a todos contentos.

En la Unión Cívica Radical, los voceros del «enojo» fueron los jóvenes idealistas de la Franja Morada (mas cercanos al P.O ideológicamente) y el inefable Hector Manzur Chibán, quien salio del más oscuro de sus encierros para criticar lo que para muchos fue el mejor acuerdo que podía hacer el centenario partido.

 

Cabe destacar que en las negociaciones, los radicales querían mantener el espacio de poder en las zonas donde las tienen y eso se verá reflejado al encabezar las listas en esos distritos. De más está decir, que los «correligionarios» apuntan a un premio mayor que sería ganar la intendencia de Tartgal y esa meta se vería allanada al compartir espacio con Alfredo Olmedo quien cuenta con un gran poderío económico para hacer campañas y le falta la estructura que sobra en la Unión Cívica Radical.

Tras los anuncios se pudo ver el beneplacito de los radicales quienes en su mayoría profesan el culto Católico y  ven con buenos ojos la posibilidad de construir un espacio de poder después de tantos años de ausentismo en nuestra provincia.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com