Y el que labura que

“Los balazos que recibimos anoche nos dieron más fuerza para conseguir un pedazo de tierra gratis»

David Guarnieri uno de los asentados en la zona sur, rechazó que los acusen de ser punteros políticos porque todo nació de ellos y su necesidad de un terreno.

Guarnieri consideró que las autoridades provinciales están mal informadas ya que entre ellos no hay ninguna organización y son todas personas del barrio que viven junto a sus padres.

Detalló que en su casa viven tres familias de una casa de barrio Justicia, lo que hace que se torne difícil convivir.

En estos días están cocinando con un anafe para tres familias en uno de los asentamientos de la zona sur.

Mientras tanto cinco siguen llegando a los predios, como por ejemplo cinco de ellos fueron desalojados de los alquileres.

Guarnieri explicó que tiene 9 balas de goma en su cuerpo porque los reprimieron sin mostrarle orden alguna de desalojo.

El malestar de los asentados aumenta porque autoridades del Instituto Provincial de la Vivienda, les dijeron que “no hay un mango para hacer nada”.

“Los balazos que recibimos anoche nos dieron más fuerza para conseguir un pedazo de tierra digna para nuestros hijos”, finalizó Guarnieri.