Los 5 momentos más especiales de Checo Pérez tras una década corriendo en la F1

A pesar de su próxima salida de Racing Point, el piloto mexicano se ha hecho un nombre en el máximo circuito del automovilismo

Con una década corriendo en el máximo circuito del automovilismo, Sergio “Checo” Pérez anunció con dolor hace unos días su salida de la escudería Racing Point (antes Force India y próximamente Aston Martin) al finalizar la temporada, en la que estuvo por siete años.

Si bien no mencionó retirarse de la Fórmula Uno (F1) en su comunicado, es claro que sus opciones para firmar con otras escuderías son pocas, debido a la crisis financiera que pasan varios equipos y a la escasez de asientos disponibles.

Sin embargo, en las últimas horas va0rios medios dieron a conocer el acercamiento de la poderosa escudería Red Bull con el piloto mexicano de 40 años. Así como la opción de firmar con Haas o Alfa Romeo.

Y es que la F1 no es un mundo fácil; muchos pilotos no duran más de cinco años, otros tantos apenas y prueban lo que es el máximo circuito solo un año (uno de esos casos es el del otro mexicano Esteban Gutiérrez). Pero Checo ha logrado hacerse un nombre y por ello repasamos los cinco momentos especiales del tapatío en el llamado “Gran Circo”.

El debut

Sergio Pérez inició su carrera en la F1 con el equipo Sauber (hoy Alfa Romeo). Su primera carrera fue en Australia el 27 de marzo de 2011. Terminó entre los diez primeros, pero luego fue descalificado debido a que el alerón trasero del auto no cumplió con los requerimientos técnicos.

Primer podio

En 2012 los puntos llegaron rápido, en la primera fecha. Luego, en la segunda cita del curso en el Gran Premio de Malasia, Pérez terminó segundo; aunque pudo ser su primera victoria, pero un error lo sacó de la persecución al Ferrari de Fernando Alonso.

Fue el primer podio de Pérez, que lleva ocho en la categoría.

Podio en Italia

Si el primer podio en Fórmula 1 debe ser una experiencia inolvidable, más lo debe ser en el circuito de Monza, una de las catedrales del automovilismo.

Pérez terminó segundo en el Gran Premio de Italia en 2012 con rebase al Ferrari de Alonso de por medio. Un momento inolvidable para el mexicano.

Fichaje con McLaren

El joven Checo Pérez y sus dos primeras campañas no pasaron desapercibidas. En ese momento era un proyecto de Ferrari, pero los italianos no tenían prisa para sentarlo. Entonces se acercó otro nombre grande en la F1: McLaren.

¿Cómo decirle que no a McLaren? Y teniendo en cuenta que dicha escudería en 2012 terminó con el auto más rápido, la decisión fue obvia para Checo y firmó con los ingleses.

GP de México 2015

Con la vuelta de un piloto mexicano a la F1, no tardó mucho en volver el Gran Premio de México.

En 2015 el Autódromo de los Hermanos Rodríguez, de la Ciudad de México, volvió a acoger al serial para el que fue hecho y Sergio lo disfrutó, ya con Force India (hoy Racing Point) tanto como su primer GP en el ya lejano 2011.

Podio en Mónaco

En 2016, Checo Pérez se dio otro gusto más en la Fórmula 1: terminar tercero en las calles del Principado de Mónaco. Otro de los grandes templos en los que se ha construido la historia de la categoría.

Queda para los anales de la F1 que ese año Checo Pérez subió al podio más prestigioso del mundo del automovilismo.

Fuente: InfoBae