Salta

Llega la sentencia para cinco reconocidos médicos salteños acusados de la muerte de una joven

Están acusados del homicidio de María Silvia Nazar, los doctores  Pantaleón Saladino, Luis Folco, y Emilio Benítez, quienes la habrían asistido en el año 2.010 en el Sanatorio Parque.

 

Los médicos Pantaleón Saladino, Luis Folco, y Emilio Benítez, fueron  llevados a juicio oral y público por homicidio culposo en perjuicio de María Silvia Nazar, una estudiante de 20 años quien en abril de 2010 sufrió  “encefalitis herpética viral”, y no fue diagnosticada, a pesar de haber sido llevada de urgencia a la guardia del Sanatorio Parque, donde recibió el alta después de que  se le aplicara analgésicos.

La pena estipulada para estos casos pueden llegar a los cinco años de prisión efectiva, multa e inhabilitación. La sentencia se conocerá el próximo jueves.

Pablo Tobio, es el abogado querellante de la familia de María Silvia Nazar, y los  acusó de homicidio culposo por considerar que “Tenían todas las posibilidades de cambiar la situación y no lo hicieron”.

Además explicó que desistieron de la acusación y de la demanda civil contra José Bocchio y  Antonio Dipasquo porque  “no había elementos para imputarlos, hicieron lo que pudieron dentro de sus posibilidades”, dijo.

 

Con respecto a la decisión del juez Marcelo Rubio, vocal de la Sala V del Tribunal de Juicio, de pasar a un cuarto intermedio, consideró que obedece a la complejidad de la causa. “Quiere analizar todos los casos para no dar una sentencia apurada”, dijo.

 

También se refirió al requerimiento económico de 4 millones. “Se hizo el cálculo en base a lo que habría podido producir la joven. Era una excelente estudiante de abogacía”, dijo.

 

Cabe destacar que la víctima, estudiante de 20 años,  estaba a punto de recibirse de abogada y tenía una hija de dos años, ahora cargo de los abuelos.

multimedia.normal.ba24dc2221644ec4.6d617269612073696c7669615f6e6f726d616c2e6a7067

 

El 16 de abril de 2010, María Silvia estaba en la Universidad Católica de Salta, cursando las últimas materias para recibirse de abogada. Fue entonces que sus padres recibieron un llamado informando que sería trasladada de urgencia al Sanatorio Parque porque había sufrido un ataque de epilepsia.

En la guardia del nosocomio la recibió un médico que pidió una interconsulta con el neurocirujano Saladino, quien tardó más de una hora en llegar a atenderla. “Allí Saladino dijo: «No tiene nada, se trata de estrés’. La madre de la joven le preguntó qué hacer con la fiebre y le dijo «dale Novalgina y que descanse’. Le consultó además  si no le iba a hacer una tomografía, que entonces se realizó pero la miró y no le dio importancia”, señaló la familia Narz.

 

El peregrinar de los Nazar por los diferentes médicos, ahora imputados, fue eterno. Luego de verlo a Saladino lo consultaron a Folco, quien sin hacerle ningún estudio le diagnosticó sourmenage y  dijo que la hicieran descansar.

Al empeorar la llevaron a Benítez. Ella ya estaba muy mal; él la vio en el pasillo y los mandó a ver un psiquiatra, quien le recetó psicofármacos.

Después de eso tuvieron que internarla de nuevo por consejo de un médico vecino, quien  dijo que estaba muy grave.

Finalmente consultaron  al doctor Hessling, quien al ver la primera tomografía que le hicieron le diagnosticó el “herpes cerebral”, pero ya habían pasado 6 días, y fue demasiado tarde para asistirla exitosamente.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com