MEDIDAS ECONOMICAS

Las provincias reclamarán una compensación financiera

En una cumbre, los ministros de Economía provinciales analizarán el impacto de las medidas anunciadas por Macri. Afirman que no resignarán recursos coparticipables.

Las medidas económicas para atenuar la crisis financiera y cambiaria, dispuesta por el Gobierno nacional a través del decreto 561/2019, tienen un costo que absorberá el Estado con la reasignación de partidas presupuestarias. Así lo afirman los funcionarios nacionales, sin terminar de aclarar que, por esa reducción del ingreso por Ganancias y el Monotributo hasta fin de año, los Estados provinciales dejarán de percibir, en total, $ 51.800 millones en concepto de impuestos coparticipables. En el caso de Tucumán, según la proyección de la Comisión Federal de Impuestos (CFI), el impacto económico de la implementación de las medidas adoptadas por el presidente, Mauricio Macri, se traducirá en $ 1.310 millones menos de ingreso a las arcas.

Ayer, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, alzó la voz en contra de las medidas del Gobierno nacional, entre ellas la quita del IVA a los alimentos de la canasta básica al sostener que “con estas medidas solo desfinancian a las provincias”.

En tanto, los gobernadores de la oposición que apoyan a la fórmula Fernández-Fernández, se aglutinaron detrás del reclamo por el impacto fiscal de las medidas anunciadas por el Presidente para paliar la devaluación y algunos hasta piensan en recurrir a los tribunales.

La Comisión Federal de Impuestos, que administran los gobernadores, hizo circular ayer un documento con el cálculo del impacto que tendrá para las provincias la elevación del impacto de Ganancias y la reducción del pago del Monotributo, dos impuestos coparticipables. Varios gobernadores mantuvieron contactos telefónicos y estudian exigir una compensación.

Según el cálculo de los gobernadores, las provincias tendrán que cubrir más de la mitad de los $ 50.000 millones que costaría la batería de medidas: en total, $ 29.652 millones, sin tener en cuenta la eliminación del IVA de los alimentos de la canasta básica.

Fernández se hizo eco del reclamo, y a través de un tuit, remarcó que la decisión de Macri “es una muestra más de desaprensión hacia el interior del país; todo se hizo sin haber consultado a los gobernadores, cuando son sus provincias las que pierden U$S 1.500 millones de recaudación fiscal con esas decisiones”, apuntó el candidato del Frente de Todos.

El impacto fiscal de las medidas anunciadas por la Casa Rosada puso en vilo a las jurisdicciones de todo el país. Por esa razón, los ministros de Economía provinciales se reunirán el próximo miércoles en la sede porteña de la Comisión Federal de Impuestos para analizar precisamente las proyecciones de pérdida de recursos. En ese encuentro, además, formalizarán un planteo conjunto ante la Nación para que disponga de alguna compensación ante la retracción de recursos de la coparticipación federal de impuestos. “El riesgo que corremos es que más provincias caigan en déficit fiscal, algo que está vedado por las disposiciones del Consenso Fiscal”, indicó ayer a LA GACETA el ministro de Economía de Tucumán, Eduardo Garvich. “Hay que intentar hallar una salida porque, de otro modo, el futuro será complicado”, acotó.

El razonamiento de los distritos gobernados por el PJ, entre ellos Tucumán, es que no están en contra de las medidas de aliento al consumo, pero a coro aclaran que no será a costa del futuro de las finanzas públicas provinciales.

Tras una reunión en San Telmo con Alberto Fernández, la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, afirmó ayer que las medidas anunciadas por el gobierno nacional obligan a las provincias a “poner lo que la Nación no va a poner” y advirtió además que “son cortoplacistas, no responden a ninguna planificación”.

La mandataria que buscará su reelección en octubre sostuvo que la CFI “mandó una planilla del impacto en las provincias. En Catamarca será de 760 millones de pesos, y eso que somos una provincia chiquita. Hay otras en las que el impacto será de 2.500 millones; somos las provincias las que tenemos que poner lo que la Nación no va a poner”.

Antes, se había pronunciado el gobierno de Santa Cruz y advirtió que tendría pérdidas en sus ingresos en concepto de coparticipación entre agosto y diciembre próximos, a raíz de las medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional.

“Con estas medidas pensadas para paliar una situación de crisis generada luego del resultado de las PASO, se está perjudicando las finanzas de las provincias y los niveles de recaudación. Nuevamente el costo lo pagan las provincias”, dijo Ignacio Perincioli, ministro de Economía, en un comunicado de prensa.

El funcionario del gobierno de Alicia Kirchner se refirió a los cambios anunciados en Ganancias y Monotributo, IVA sobre los productos de la canasta básica y Ley de Abastecimiento, entre otras medidas adoptadas por el gobierno nacional. Según un análisis de la CFI, Santa Cruz perdería 450 millones de pesos entre agosto y diciembre por los cambios impositivos nacionales.

Bolsonaro envió una «señal» a Alberto Fernández

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que está dispuesto a dialogar con Alberto Fernández en caso de que el dirigente sea elegido en octubre para gobernar en la Argentina, aunque mantuvo la amenaza de alejar a su país del Mercosur si su principal socio en el bloque sudamericano cierra su economía. “Estamos dispuestos (al diálogo). Yo converso hasta con Folha de Sao Paulo y por qué no con el futuro presidente de Argentina; estamos dispuestos, él va a tener que dar una señal. Cuando asumí dije que iba a mantener la democracia, la libertad, abrir el mercado, respetar las religiones y es lo que hago”, dijo Bolsonaro en un diálogo con periodistas. Así aludió por primera vez a la “señal” que le pide a Fernández, luego de una serie de dichos, entre los que calificó a la fórmula del Frente de Todos como “delincuentes de izquierda”.

Fuente: LaGaceta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com